Mark Douglas – Trading en la zona

En este Libro, Mark Douglas nos Desvela los SECRETOS de la Psicología Necesaria para Invertir con Éxito en Bolsa


Índice

Mark Douglas - trading en la zonaEl camino al éxito: ¿Análisis fundamental, técnico o mental?

Al comienzo, análisis fundamental

El objetivo del análisis fundamental es predecir el precio en el futuro usando métodos matemáticos que pueden afectar al balance entre la oferta y la demanda de cualquier instrumento financiero.

El problema de este modelo es que la gente expresa sus creencias y expectaciones sobre el futuro según el movimiento del precio, actuando en ocasiones de manera irracional.

El cambio al análisis técnico

El análisis técnico organiza patrones de comportamiento identificables que son repetidos con fiabilidad estadística y que pueden dar una clara idea de dónde hay una mayor probabilidad de que una cosa ocurra en vez de otra.

El cambio al análisis mental

Una vez que aprendes a identificar los patrones, encuentras que hay oportunidades ilimitadas para hacer dinero. Pero puede haber una enorme distancia entre lo que entiendes y tu habilidad para transformarlo en una rentabilidad consistente. Ese hueco psicológico es el más difícil y misterioso de dominar.

La única diferencia entre los traders ganadores y perdedores es la manera en la que piensan. Ni la inteligencia, ni el trabajo, ni el análisis, ni el sistema; es la mente lo que los hace únicos. Han alcanzado una mentalidad que les permite permanecer disciplinados, enfocados y confiados a pesar de las condiciones adversas. Como resultado, no son susceptibles a los miedos y errores comunes de otros.

Debes tener en cuenta el riesgo inherente del trading. Debes aceptarlo y adoptarlo para no perder la disciplina, concentración y sentido de confianza. Deber ser capaz de operar sin el más mínimo malestar emocional. No aceptar el riesgo te llevará a querer evitarlo; e intentar evitar algo inevitable tendrá efectos desastrosos.

Cuando aceptas el riesgo, el mercado no será capaz de generar información que tu percibas como dolorosa. El mercado es neutral y sólo genera información que posee posibilidades.

Cuando estás temeroso, ninguna otra posibilidad existe. No podrás actuar apropiadamente ni percibir otras posibilidades ya que el miedo es inmovilizante. No pensarás de forma racional sobre tus conocimientos del mercado hasta que dejes de tener miedo.

Nuestras creencias y actitudes afectan a nuestra percepción de la información. Entender y controlar tu percepción de la información del mercado es fundamental.

No importa cuánto aprendas sobre el comportamiento del mercado, ya que nunca evitarás la posibilidad de equivocarte y perder dinero, puesto que cada operación tiene un resultado incierto. El análisis del mercado no solventará los problemas creados por falta de confianza, falta de disciplina o enfoque inapropiado.

Cuando tengas la actitud apropiada, hayas adquirido la mentalidad del trader y puedas permanecer confiado en entornos de incertidumbre, operar te parecerá tan fácil y simple como pensabas al principio.

El atractivo (y los peligros) del trading

La atracción

El trading ofrece una ilimitada libertad de expresión creativa que requiere unos apropiados recursos psicológicos para poder operar de forma efectiva en un entorno donde existe un potencial daño.

Es necesario crear una estructura mental interna que provea a los traders del equilibrio entre la libertad y el posible daño psicológico y financiero.

Desde las primeras etapas de nuestra vida; acumulamos resistencia mental debido a las reglas, restricciones, límites y creencias de nuestros entornos que guían nuestro comportamiento y dificulta la posterior creación de una estructura apropiada.

Los peligros

Nuestro comportamiento construido en base a límites nos prohíbe poder expresarnos libremente; lo que desencadena en un desequilibrio en el entorno interno, externo y mental.

Nuestras necesidades y deseos internos deben cumplirse en nuestro exterior para entrar en equilibrio y sentir satisfacción o felicidad. Si nuestros entornos no se corresponden, sentiremos insatisfacción, enfado, frustración o dolor.

Aquellas necesidades y deseos no completados se manifiestan como patrones de comportamientos adictivos y compulsivos.

Los salvaguardias

Para operar efectivamente, necesitamos crear una estructura interna en forma de disciplina mental especializada y una perspectiva que guíen nuestro comportamiento con el fin de evitar ser dañados.

Los ganadores consistentes definen el riesgo que van a asumir por adelantado, ya que en el mercado puede pasar cualquier cosa en cualquier momento. Para los perdedores, definir el riesgo antes, les haría confrontar la realidad de unas posibles pérdidas, por lo que evitan aceptar esa realidad.

En el mercado, tú decides cuándo entrar, la duración y cuándo salir. Independientemente de tu plan, factores psicológicos pueden aparecer y distraerte, cambiar tu mente, asustarte o exceder tu confianza, haciendo que te comportes de una manera errática.

Si queremos ser consistentemente exitosos, debemos actuar con algún grado de restricción y autocontrol.

Problema: La indisponibilidad para crear reglas.

  • Como la razón por la que somos atraídos al trading es la ilimitada libertad de expresión creativa, una fuerza interna causa un sentimiento natural de resistencia a crear este tipo de reglas y límites que pueden guiar nuestro comportamiento.

Problema: No tomar responsabilidad.

  • No puedes querer la libertad de poder tomar decisiones y al mismo tiempo evitar tomar responsabilidades.
  • Para ser consistente, debes empezar por la premisa de que eres completamente responsable, independientemente del resultado.

Problema: Adicción a las recompensas aleatorias.

  • Cuando somos recompensados de forma consistente por la realización de una tarea, seguimos haciendo esa tarea hasta que dejamos de recibir la recompensa.
  • El ser recompensados de forma aleatoria nos mantendrá haciendo esa tarea esperando la recompensa ya que no sabemos cuándo llegará. Se convierte en adicción.
  • Para ser consistente y crear un tipo de estructura mental, debemos alejarnos de esa adicción ya que domina nuestro estado mental y nos orienta hacia el cumplimiento de la adicción.

Problema: Control externo contra control interno.

  • En el entorno social, hemos desarrollado habilidades para controlar y manipular a otra gente con el objetivo de conseguir aquello que queremos.
  • El mercado no responde a esas técnicas de control y manipulación. Lo que sí podemos controlar es nuestro comportamiento; así como la percepción e interpretación de la información para percibirla lo más objetivamente posible.

Asumir la responsabilidad

Para ser un trader exitoso debes crear una nueva versión de ti mismo.

Moldea tu entorno mental

Tu disponibilidad y deseo de aprender, alimentado por tu pasión de ser exitoso, serán las herramientas que usarás para crear esta nueva versión de ti mismo.

Debes trabajar sobre tu entorno mental para reestructurar e instalar las creencias y actitudes que son necesarias.

Tu primer objetivo debe ser eliminar los efectos del miedo y la imprudencia del trading. El miedo distorsionará la información y la imprudencia provocará euforia y exceso de confianza.

Cuando elimines el miedo y las preocupaciones, entras en un estado mental descrito como “la zona”, donde desarrollas una actitud ganadora que te permite ver en el mercado operaciones ganadoras obvias, y gracias a la ausencia de miedo, ejecutarlas sin ningún tipo de conflicto.

Reaccionar a la pérdida

Cuando has aceptado completamente el riesgo de una posible pérdida, y finalmente tienes esa perdida, gracias a esa creencia es imposible que esa pérdida deteriore tu actitud. Simplemente buscarás la siguiente operación.

Cualquier queja significa que no has aceptado la realidad de que el mercado no te debe nada, y que puede actuar de manera impredecible.

Asumir la responsabilidad significa aceptar en la parte más profunda de tu identidad que eres completamente responsable de tu éxito o fracaso.

No tomar una completa responsabilidad hará que desarrolles 2 obstáculos psicológicos que bloquearán tu éxito: una relación adversa con el mercado que te dejará fuera del constante flujo de oportunidades; y un autoengaño pensando que tus problemas pueden arreglarse a través de más análisis del mercado.

El mercado provee un constante flujo de oportunidades para hacer dinero; para tomar ventaja de esta situación, tu mente debe estar liberada de emociones negativas. Y esto lo lograrás asumiendo absoluta responsabilidad.

Por mucho que aprendas los patrones de comportamiento del mercado, si sigues sin concebir posible una pérdida o una equivocación, seguirás percibiendo la información del mercado como dolorosa y seguirás sin poder operar efectivamente.

Tipos de traders

Menos del 10% son ganadores consistentes. Estos traders tienen una curva de rentabilidad positiva con un tipo de operaciones perdedoras normales al que cualquier sistema incurre. Han aprendido a hacer dinero y a controlar los factores psicológicos.

Entre el 30 o 40% son perdedores consistentes. Tienen una curva de rentabilidad negativa con alguna operación ocasional ganadora. No han aprendido mucho; o son ilusos o adictos, lo que les hace imposible ser ganadores.

Sobre el 40 o 50% han aprendido a hacer dinero pero no las habilidades necesarias para ser consistentes. Su curva de rentabilidad es un ciclo continuo de subidas y bajadas. Desarrollan un exceso de confianza o euforia que les impide percibir el riesgo y la creencia de que nada puede salir mal, lo que les lleva a operar posiciones más grandes de lo normal, desencadenando en pérdidas dolorosas. No han aprendido a reconocer y compensar cualquier potencial de autodestrucción.

El mercado no crea tu actitud o estado mental. Si eres confiado, es porque tus creencias y actitudes te permiten asumir la responsabilidad del resultado y extraer las señales disponibles del mercado.

Si no te responsabilizas de tus resultados, asumirás que no tienes nada que aprender y permanecerás haciendo los mismos con el mismo resultado. De otra manera, si asumes que la solución es adquirir más conocimiento del mercado para evitar la responsabilidad de tomar riesgos, te mantendrás en un ciclo de dolor e insatisfacción.

Consistencia: Un estado mental

Pensar sobre el trading

Tu estado mental es producido por tus condiciones internas; creencias y actitudes. No puedes dejar que sea el mercado el que te haga consistente y exitoso.

Mediante la aceptación del riesgo, aprenderás a pensar sobre el trading de tal manera que no seas susceptible a los procesos mentales que causan que escondas, bloquees o elijas la información basándote en lo que te hace feliz, obtener lo que quieres o evitar el dolor.

La amenaza del dolor genera miedo, y el miedo hará que cometas errores.

Comprender realmente el riesgo

Debes aprender a pensar de tal manera que la posibilidad de estar equivocado o perder dinero no provoque que tus mecanismos de defensa mental te saque del flujo de oportunidad.

Cuando tu estado mental no pueda ser afectado por el comportamiento del mercado, podrás tomar ventaja de tus habilidades y darte cuenta de tu potencial como trader.

Alinear tu entorno mental

Para tener el estado mental idóneo, deberás encontrar aquello que está defectuoso y reemplazarlo por algo que funcione de forma apropiada.

Cuando seas consciente de las modificaciones que debes hacer, esa conciencia formará parte de ti cuando se convierta en una creencia.

La dinámica de la percepción

Debes ser capaz de ver el mercado desde una perspectiva objetiva, pues el mercado proporciona información neutra. Es tu estructura mental la que determina cómo percibes esa información.

Los profesionales, al encontrarse en el estado mental adecuado, no reciben ninguna información como dolorosa o amenazante y se encuentran en el flujo percibiendo un torrente sin fin de oportunidades.

Depurar tu programa mental

Cuando percibimos una información por cualquiera de nuestros 5 sentidos, nuestro sistema nervioso transforma esa energía del exterior en impulsos eléctricos que se almacenan en nuestro entorno mental interno en forma de recuerdos, distinciones y creencias, representando lo que hemos aprendido sobre el entorno y cómo funciona.

Percepción y aprendizaje

Cuando nos encontramos ante algo nuevo por primera vez, no tenemos ninguna información guardada al respecto, lo que puede generar curiosidad y confusión. En caso de que el resultado nos provoque algún sentimiento negativo, almacenaremos esa información como dolorosa, quedando nuestra percepción y comportamiento anclado a ese sentimiento, el cual lo volveremos a experimentar al volver a afrontar una misma situación.

Percepción y riesgo

El riesgo es relativo, según la percepción que tenga cada persona acerca de él.

El poder de la asociación

Nuestra mente, de una forma inconsciente, asocia sentimientos a experiencias en función del resultado final de estas.

Si la información que percibes del mercado te causa temor, pregúntate si realmente es una información amenazante, o si estás sufriendo ese sentimiento por alguna mala experiencia del pasado.

Si vienes de operaciones ganadoras, no percibirás riesgo alguno y crearás un estado de euforia y exceso de confianza; mientras que si vienes de operaciones perdedoras, el miedo hará que te centres en la posibilidad de fracasar y percibas la información de forma negativa.

Desarrollar y mantener un estado mental con el que percibir el flujo de oportunidades sin la amenaza del dolor o los problemas causados por el exceso de euforia, requerirá que tomes un control consciente del proceso de asociación

La perspectiva del mercado

La percepción del riesgo para la mayoría de los traders va en función del resultado de sus últimas 2-3 operaciones. Los mejores traders no se dejan afectar por los resultados y mantienen invariable su percepción del riesgo.

El principio de incertidumbre

Los mejores traders han aceptado sin ningún género de duda o conflicto interno que cualquier cosa puede pasar. Esa incertidumbre los prevé de asociar el momento actual con los resultados de sus últimas operaciones, consiguiendo mantener su mente libre de expectaciones poco realistas.

Han aprendido a ponerse en disposición de tomar ventaja de cualquier oportunidad que el mercado les ofrece, pudiendo reconocer aquellos patrones de comportamiento del mercado que ya conocen, pero siendo conscientes que no saben exactamente cómo se desarrollarán.

Esta perspectiva te deja libre de resistencias para percibir cualquier oportunidad disponible, permitiéndote entrar en el espacio mental conocido como “La zona”.

Al entrar en “La zona”, tu mente y el mercado están sincronizados. Te encuentras conectado con el resto de los participantes del mercado dentro de una conciencia colectiva que te permite anticipar los cambios de dirección.

Para alcanzar esta condición mental deberás superar 2 obstáculos mentales:

  • Aprender a mantener tu mente enfocada en el flujo actual de oportunidad: Debes mantener una mente abierta a la perspectiva del mercado.
  • Aprender a aceptar y confiar en nuestra información creativa: El trabajo en nuestro cerebro se divide en dos mitades; el lado izquierdo está especializado en el pensamiento racional, basado en lo que ya sabemos; mientras que el lado derecho está especializado en el pensamiento creativo, capaz de aprovechar las inspiraciones, intuiciones, corazonadas etc.

El objetivo es entrenar nuestra mente para que pueda confiar en la información que nos proporciona el lado creativo. De no ser así, nuestra parte racional inundará nuestra conciencia con pensamientos conflictivos y nos sacará de “La zona” o de cualquier estado mental creativo.

Características fundamentales del mercado

  • La creencia más efectiva y fundamental que puedes adquirir es que el mercado puede hacer cualquier cosa en cualquier momento.
  • El comportamiento del mercado es la representación de las creencias de todos los participantes del mercado en un preciso momento, lo que hace que prácticamente cualquier cosa sea posible.
  • Si todas las operaciones tienen un resultado incierto, no hay justificación para no predefinir el riesgo, cortar las pérdidas o tener una manera sistemática de toma de beneficios.
  • Creer, asumir o pensar que sabes lo que sucederá será la causa de todos los errores.
  • Con la creencia de que todo es posible y del resultado incierto, tu percepción del mercado te permitirá percibir más posibilidades que de otra manera habrían estado ocultas.
  • Esta creencia hará entrenar a tu mente a pensar en probabilidades. Éste es el más difícil y esencial principio a integrar en tu sistema mental.

La ventaja del trader: Pensar en probabilidades

Paradoja: Resultado aleatorio, resultado consistente

Teniendo presente la incertidumbre del resultado, es difícil concebir poder tener resultados consistentes.

El trader trata con las variables que conoce y con las que desconoce:

En un primer nivel, crees en el resultado incierto de cada operación de forma individual debido a la gran cantidad de variables desconocidas que te pueden afectar.

  • Las variables desconocidas son el resto de participantes del mercado, que tienen el potencial de operar según sus creencias.

En un segundo nivel, crees que el resultado es cierto y predecible en base a las variables fijadas o constantes que son conocidas por adelantado.

  • Las variables conocidas son los resultados del análisis del mercado; la identificación de patrones de comportamiento repetidos una y otra vez.

Si hay un patrón reconocible que un trader lo puede identificar como una ventaja, el mercado le estará ofreciendo una oportunidad. Si el trader opera esa oportunidad, lo que determinará el desarrollo completo del patrón será el comportamiento de los otros traders; haciendo el resultado incierto. Por este motivo, cada operación debe tratarse estadísticamente independiente de las demás.

Al aceptar que el resultado es impredecible, liberas tu mente de cualquier tipo de emoción, lo que te permite permanecer enfocado en buscar las ventajas que ponen las probabilidades a tu favor, haciéndote menos susceptible a cometer errores.

Al dejar a las probabilidades actuar, permanecerás relajado sabiendo que si la ventaja es lo suficientemente buena, el resultado final será positivo.

Trading en el momento

Cada momento, situación o patrón tiene un único resultado independiente de los anteriores; ya que para que dos momentos fuera iguales, sería necesario que los traders que participaron en el pasado, estuvieran también ahora presentes.

Pensar en probabilidades es difícil porque nuestra mente no percibe la información de esa manera. Nuestra mente nos hace percibir aquello que ya conocemos, el pasado; mientras que en el mercado, cada momento es nuevo y único.

El objetivo es entrenar a la mente para percibir la unicidad de cada momento y poder eliminar así los miedos que bloquean aquella información que permanece invisible.

Pensar en probabilidades significa haber aceptado completamente todas las posibilidades sin ningún tipo de conflicto interno. Esto no será posible hasta que aceptes el hecho de que no sabes lo que pasará y que puedes estar equivocado.

Los traders que han aprendido a pensar en probabilidades son confiados sobre su éxito porque se comprometen a tomar todas las operaciones que ellos definen como una ventaja, ya que no saben cuál funcionará y cuál no.

Gestión de expectativas

Las expectaciones son una representación mental de un momento futuro.

Como nuestras expectaciones vienen de lo que conocemos, cuando creemos que sabemos algo, lo esperamos. Esto provoca que nuestro estado mental no esté ni abierto ni neutral, puesto que sólo esperamos que pase una cosa. Nuestros mecanismos para evitar dolor bloquearán aquella información que consideramos amenazante mermando nuestra habilidad para interpretar lo que está haciendo el mercado.

Cuando no tienen ninguna expectativa y no proyectas lo que crees que pasará, recibes información neutral del mercado ya que no has puesto límites. Serás capaz de recibir todo lo que has aprendido acerca del mercado.

Eliminar el riesgo emocional

Para eliminar el riesgo emocional tienes que neutralizar tus expectaciones acerca de lo que hará el mercado. Podrás hacer esto pensando desde la perspectiva del mercado: en probabilidades.

Para pensar en probabilidades, debes crear una mentalidad con 5 verdades fundamentales:

  • Cualquier cosa puede pasar.
  • No es necesario saber lo que va a pasar para poder hacer dinero.
  • Hay una distribución aleatoria entre ganar o perder para cualquier ventaja.
  • Una ventaja es una indicación de una probabilidad más alta de que una cosa ocurra antes que otra.
  • Cada momento del mercado es único.

La idea es crear un estado mental despreocupado que acepte completamente la creencia firme e inquebrantable de la incertidumbre.

Cuando estas verdades formen parte de tu sistema de creencias, la parte racional de tu mente las defenderá contra la idea de que puedes saber lo que ocurrirá.

La pérdida no crea ningún daño emocional porque no debes interpretar esa experiencia de forma negativa. Las pérdidas forman parte del coste del negocio o de la cantidad de dinero que necesitas gastar para proveerte de operaciones ganadoras.

Trabajar con tus creencias

Definir el problema

Lo que nos hace percibir una oportunidad es la manera en que interpretamos la información.

Lo que determina cómo interpretamos la información son nuestras creencias.

Nuestras creencias nos pueden hacer esperar que el mercado se mueva de una manera determinada.

El problema es que no puedes esperar nada del mercado, ya que el mercado se mueve en base a las creencias de todos los traders que participan en ese momento, siendo imposible saber lo que todos piensan.

Definir los términos

¿Cuáles son los objetivos?: Adquirir y dominar las habilidades mentales que te permitan crear resultados consistentes.

¿Cuáles son las habilidades?: Un estado mental objetivo y despreocupado que nos permita percibir lo que realmente nos ofrece el mercado.

¿Qué es un estado mental despreocupado?: Confiado pero no eufórico. Libre de sentimientos negativos. Estás tranquilo por el resultado ya que has aceptado el riesgo completamente, y esto ha disminuido la posibilidad de interpretar la información del mercado como amenazante. Has aceptado e integrado en tu sistema mental como núcleo de tus creencias las 5 verdades fundamentales.

¿Qué es la objetividad?: Es un estado mental donde recibes la información de forma neutral. Nada es bloqueado ni alterado.

¿Qué significa “estar en disposición”?: Significa operar desde la perspectiva de que no tienes nada que probar. Que ni intentas ganar, ni evitas perder. Que no intentas recuperar dinero ni vengarte del mercado. Que vienes al mercado sin agenda, dejándolo que se desarrolle a su manera. El objetivo es estar en el mejor estado mental para reconocer y tomar ventaja de las oportunidades disponibles.

¿Qué es el “momento actual”?: Significa que no debes asociar una oportunidad del mercado con una experiencia pasada que mantienes en tu mente.

Cómo las verdades fundamentales se relacionan con las habilidades

Cualquier cosa puede pasar.

  • Porque hay otros traders operando en el mercado, y uno solo de ellos puede hacer fracasar tu ventaja.
  • Cualquier cosa que no sea aceptarlo será una fuente de conflictos que provocará que percibas la información como amenazante.

No necesitas saber lo que va a pasar para hacer dinero.

  • Hay una distribución aleatoria entre ganar o perder para cualquier ventaja.
  • Basado en las últimas actuaciones de tu ventaja, puedes intuir el resultado de las siguientes, alguna serán ganadoras y otras perdedoras. Lo que no sabes es la secuencia, cuando tocará la ganadora o la perdedora, y cuánto dinero va a proporcionarte cada una.
  • Esto hace al trading un juego de probabilidades. Acepar esto hará que tus expectaciones estén en armonía con las posibilidades, y como resultado dejarás de percibir la información del mercado como amenazante.
  • Percibirás la información como amenazante sólo si esperas que el mercado haga algo en concreto.
  • Al aceptar las probabilidades, las pérdidas no tendrán ningún efecto negativo.
  • Si tu ventaja pone las probabilidades a tu favor; entonces, una operación perdedora te pondrá más cerca de una ganadora.

Hay una distribución aleatoria entre ganar o perder para cualquier ventaja.

  • Si cada pérdida te pone más cerca de la operación ganadora, entonces buscarás con interés la próxima operación de tu ventaja para poder operarla sin dudar.

Una ventaja es una indicación de una probabilidad más alta de que una cosa ocurra antes que otra.

  • Debes estar seguro acerca de las variables que usarás para definir tu ventaja y confiado por su viabilidad.

Cada momento en el mercado es único.

  • No hay nada, a un nivel de tu experiencia racional, que pueda decirte de seguro que sabes lo próximo que pasará.
  • Debes eliminar el poder que tiene tu mente de asociar un patrón reconocido a su resultado del pasado.
  • Cuanto más bajo sea tu poder de la asociación, más abierta tendrás tu mente de percibir lo que el mercado te ofrece desde su perspectiva natural.

Avanzar hacia “La zona”

  • Cuando aceptes las realidades psicológicas del mercado, aceptarás los riesgos.
  • Cuando aceptes los riesgos, eliminarás el potencial de percibir la información como dolorosa.
  • Cuando dejes de percibir la información como dolorosa, tu mente se abrirá y percibirás todas las oportunidades que te ofrece el mercado.
  • Para que tu mente se abra, debes eliminar la creencia de que sabes lo que va a pasar.
  • Esto te pondrá en disposición de interactuar con el mercado desde una perspectiva en que el mercado te dirá lo que es probable que suceda.

La naturaleza de las creencias

Los orígenes de una creencia

Al comienzo de nuestra vida, los recuerdos existen como pura información sensorial que no está organizada en palabras o concepto específicos.

Cuando ya podemos asociar palabras o conceptos a esos recuerdos y los conectamos con energía positiva o negativa, obtenemos la formación de una creencia.

Muchas de las creencias habrán sido instaladas por otra gente sin nuestro conocimiento consciente.

Las creencias y su impacto sobre nuestras vidas

Nuestras creencias dan forma a nuestra vida:

  • Manejan nuestra percepción e interpretación de la información ambiental de acuerdo a lo que creemos.
  • Crean nuestras expectaciones. Una expectación es una creencia de que algo sucederá en un momento futuro.
  • Cualquier cosa que decidimos hacer, así como nuestro comportamiento, será consistente con aquello que creemos.
  • Nuestras creencias dan forma a cómo nos sentimos acerca del resultado de nuestras acciones.

Todos los actos que realizamos están respaldados por las creencias; excepto cuando la intriga y la curiosidad del resultado nos hace suspenderlas temporalmente y nos permite actuar fuera de sus límites.

Un resultado positivo de aquel acto realizado fuera de los límites de una creencia nos creará un estado mental de pura euforia.

En el momento en el que pienses que el resultado, aunque positivo, podría haber sido mejor o más provechoso, tu estado mental se cargará de negatividad y nos hará sentir lamentación. En lugar de estar felices por lo conseguido de forma inesperada, nos lamentaremos por no haber conseguido más.

Creencias contra la verdad

Si las creencias limitan nuestra consciencia a la hora de percibir la información, entonces ¿Cómo sabemos cuál es la verdad? Para responderlo debes considerar cuatro ideas:

El entorno puede expresarse a sí mismo en una combinación infinita de formas.

Hasta que no tengas la habilidad de percibir todas las formas posibles, tus creencias seguirán limitando aquello que percibes.

Si consideras que todas tus creencias representan la verdad, todas tus expectativas serán siempre cumplidas y te sentirías en un estado de felicidad.

Si no experimentas esa satisfacción, debes actuar fuera de aquellas creencias que no funcionan.

La verdad es aquello que funciona.

El grado de verdad en nuestras creencias puede ser medido por su utilidad

Esa verdad determinará:

  • Aquello que percibimos en relación con lo que está disponible.
  • Cómo representamos lo que percibimos.
  • Las decisiones que tomamos.
  • Nuestras expectaciones del resultado.
  • Las acciones que tomamos.
  • Cómo nos sentimos acerca del resultado de nuestro esfuerzo.

Cuando nos encontremos en un estado de satisfacción o felicidad plena, podremos decir que nuestra verdad es útil porque el proceso funciona. Aquello que percibiremos será consistente con nuestro objetivo y con lo que está disponible en el entorno. Nuestra interpretación de la información percibida estará en armonía con las decisiones, expectaciones y acciones que tomemos

El impacto de las creencias sobre el trading

Hay 3 características básicas que necesitas entender para poder instalar de forma efectiva las 5 verdades fundamentales sobre el trading a un nivel funcional en tu entorno mental:

Las creencias resisten a cualquier fuerza que pueda alterar su forma actual

Las creencias pueden ser alteradas, pero no eliminadas. Al formar parte de nuestra identidad, ante cualquier intento de destruirlas las defenderemos fuertemente.

La forma más fácil y eficaz de trabajar con ellas es desactivarlas poco a poco mediante la elaboración de energía fuera de ellas. Al eliminar la energía, ya no tendrán el potencial de actuar como una fuerza sobre nuestra percepción de la información o sobre nuestro comportamiento.

El secreto para cambiar de forma efectiva nuestras creencias es entender y creer que no estamos cambiando realmente nuestras creencias, sino que simplemente estamos transfiriendo la energía de un concepto erróneo o que no funciona hacia otro concepto más útil que nos ayudará a lograr nuestros objetivos.

Todas las creencias activas demandan expresión

Las creencias se clasifican en activas e inactivas. La diferencia es que las activas poseen la suficiente energía como para actuar sobre nosotros.

Cuando nos cuestionemos nuestras creencias de forma consciente, pondremos nuestra mente en disposición de recibir ideas, pensamientos, inspiraciones y corazonadas fuera de los límites de esas creencias que queremos modificar.

Otra manera de modificar nuestras creencias es experimentar una situación por sorpresa que ponga en duda aquello que creemos. Esa experiencia positiva primero nos causará confusión y luego empezaremos a aceptar la posibilidad de que otro escenario es posible para aquella creencia que teníamos guardada como negativa.

En este punto, tendrás 2 creencias para una misma experiencia. Para potenciar la energía hacia la positiva, requerirá el esfuerzo necesario para dar el paso, a través del miedo, e intentar revivir esa experiencia positiva.

Confrontar esas 2 creencias es el dilema psicológico que todo trader debe resolver; por un lado, tienes la creencia del resultado incierto; y por otro, mantienes los miedos de aquellas experiencias negativas anteriores.

Hasta que no entrenes tu mente activamente a pensar en probabilidades, esperando resultados únicos, inciertos y diferentes; no conseguirás desbloquear el potencial que te ofrece el mercado y continuarás experimentando sólo aquello que conoces (información y posibilidades limitadas).

Debes superar el miedo y dar el paso para poder experimentar aquello que deseas y desactivar así las experiencias negativas.

Las creencias siguen trabajando sin importar si somos conscientes de su existencia en nuestro entorno mental

No tenemos que recordar activamente una creencia en particular para que actúe como una fuerza sobre nuestra percepción de la información o sobre nuestro comportamiento; ya que una vez aprendida, será almacenada a un nivel inconsciente o subconsciente.

Autovaloración y trading

Todos tenemos sentido de la autovaloración. Se puede definir como aquellas creencias que tienen el potencial de ayudarnos o impedirnos lograr mayores niveles de éxito y prosperidad. Para tener un sentido positivo de autovaloración, debes tener más creencias positivas que negativas.

Creencias negativas como pensar que merecemos poco dinero o éxito te llevarán a una “zona negativa” donde esos problemas de autovaloración no resueltos actuarán sobre tu percepción de la información y comportamiento.

Este tipo de creencias negativas sabotearán tu trading provocándote falta de concentración que resultará en numerosos errores.

Debes ser consciente de esas creencias y tomar los pasos específicos para compensarlas.

Pensar como un trader

El trading se puede definir como un juego de reconocer patrones numéricos. Usamos el análisis del mercado para identificar esos patrones, definir el riesgo y determinar cuándo tomar beneficios. La operación puede funcionar o no; en cualquier caso, continuaremos hacia la siguiente operación.

Es difícil tener éxito en el trading porque cuanto más crees que sabes, menos exitoso serás. Debes operar en un estado de no tener que saber. Para operar en ese estado, necesitarás una gestión apropiada de tus expectaciones y para lograr esto deberás realinear tu entorno mental para creer sin ningún género de dudas en las cinco verdades fundamentales.

El desarrollo como trader requerirá completar un proceso compuesto por tres etapas

La etapa mecánica:

  • Construirás la autoconfianza necesaria para operar en un entorno ilimitado.
  • Aprenderás a ejecutar sin problemas un sistema de trading.
  • Entrenarás tu mente a pensar en probabilidades.
  • Crearás una fuerte e inquebrantable creencia en tu consistencia como trader.

La etapa subjetiva:

  • Usarás cualquier cosa aprendida sobre el mercado para hacer lo que quieres hacer.
  • Al ser una etapa donde hay mucha libertad, tendrás que aprender a controlar tu susceptibilidad para cometer el tipo de errores que ocurren cono resultado de problemas de autovaloración no resueltos.

La etapa intuitiva:

  • Es el estado más avanzado de desarrollo. Es algo que no se puede intentar; es espontáneo, no proviene de lo que conocemos a un nivel racional.
  • Para lograrlo deberás trabajar en la creencia de un estado anímico más propenso para recibir y actuar sobre sus impulsos intuitivos.

La etapa mecánica

Está diseñada para construir aquellas habitualidades del trading (confianza, seguridad, pensar en probabilidades) que te ayudará a crear resultados consistentes.

Debes eliminar cualquier susceptibilidad que puede hacer que tengas errores debido al miedo, euforia o autovaloración.

Debes encontrar un patrón que ponga las probabilidades ganadoras a tu favor.

Debes adquirir la creencia de que eres un trader consistentemente exitoso. Ésta creencia actuará como tu primera fuente de energía y dirigirá tus percepciones, interpretaciones, expectaciones y acciones en la dirección para satisfacer dicha creencia y lograr tu objetivo.

Los ingredientes más importantes para la creación de esa creencia son: tu disponibilidad para el cambio, la claridad de tu intención y la fuerza de tu deseo.

Observarse a uno mismo

El primer paso para crear consistencia es examinar aquello que piensas, dices o haces como trader, ya que contribuye y refuerza las creencias de tu sistema mental.

La idea es aprender a convertirte en un observador objetivo para poder eliminar los errores. Tu primera línea de defensa es cogerte mientras lo estás pensando; la última es cogerte mientras lo estás haciendo.

Observarte objetivamente implica hacerlo sin ningún tipo de crítica destructiva a lo que observes de ti mismo para evitar asociarlo a dolor emocional.

Para lograr tus objetivos deberás reconocer tus errores.

  • Los errores son el resultado de creencias en conflicto con nuestros objetivos.
  • Los errores son causados por una falta de concentración momentánea. Una leve disminución de tu capacidad para permanecer enfocado puede resultar en un error desastroso.

Lo que separa a aquellos que consiguen una gran consistencia del resto es su ausencia de miedo de cometer errores. No tienen miedo porque no se castigan al cometerlos. Han adquirido la creencia de que los errores simplemente les señalan aquello en lo que necesitan trabajar para mejorar. Con esta mentalidad, es imposible que haya pensamientos negativos.

Para ser un consistente ganador debes ser capaz de controlarte; y esto será difícil cuando tienes el potencial de sentir dolor emocional al cometer un error. Si este potencial existe, tienes dos opciones:

  • Puedes trabajar en adquirir una nueva creencia positiva sobre lo que significa cometer un error para desactivar la creencia negativa.
  • Puedes compensar ese potencial mediante una configuración mecánica de tu sistema de trading para que no tengas que preocuparte en controlarte.

Aprender a controlarte es un proceso simple: únicamente debes tener un claro propósito en mente. Al tener un propósito claro, simplemente empiezas a dirigir tu atención hacia lo que piensas, dices o haces.

Cuando notes que te descentras de los pasos para lograr tu objetivo, redirige tu pensamiento, palabras y acciones.

Cuanto más intencionadamente te involucres en el proceso, especialmente con convicción, más rápido crearás un marco mental libre para funcionar de forma congruente con tus objetivos, sin la resistencia de creencias contradictorias.

El papel de la autodisciplina

La autodisciplina es una técnica mental para redirigir nuestra atención hacia nuestro objetivo, cuando éste choca con alguna creencia de nuestro entorno mental.

El deseo de lograr aquello que quieres generará la cantidad de entusiasmo necesario para que tomas acción o redirijas tu atención cuando te encuentres con alguna distracción.

Cuanto más cerca te encuentres de lograr tu objetivo, los pensamientos negativos comenzarán a desaparecer.

Observaciones acerca de la naturaleza de las creencias

Debe haber unos cimientos sobre los que apoyar la mente: una creencia congruente con nuestro deseo.

Para crear esa creencia, se requiere una serie de experiencias congruentes con esa nueva creencia. Tanto lo que piensas, digas o hagas, como poder redirigir pensamientos distractores, fortalecerá la nueva creencia, hasta que desactives las creencias negativas o contradictorias.

Cuando la creencia negativa esté completamente desactivada, no habrá pensamientos contradictorios, ya que la nueva creencia funcionará ahora como parte de tu identidad.

Debes entender que una creencia no puede ser eliminada. Sólo puede ser alimentada con un nuevo concepto hasta que éste se convierta en el predominante y tenga la capacidad de actuar como una fuerza sobre tu mente, percepción e interpretación de la información y sobre tu comportamiento.

Crear una creencia en consistencia

El principal objetivo es crear la creencia de que eres un trader consistente. Los siete principios para conseguirlo son:

  • Identificar objetivamente mis ventajas.
  • Predefinir el riesgo para cada operación.
  • Aceptar completamente el riesgo.
  • Actuar sobre mis ventajas sin dudar.
  • Tomar beneficios cuando el mercado los ofrezca.
  • Controlar continuamente mi susceptibilidad para cometer errores.
  • Entender los principios del éxito constante como una necesidad y nunca violarlos.

Para integrar estos principios en tu sistema mental a un nivel funcional, requerirá que crees a propósito una serie de experiencias que sean congruentes con ellos.

Al ser objetivo, evitas definir, interpretar o percibir la información del mercado desde una perspectiva dolorosa o eufórica. La manera de ser objetivo es operar fuera de las creencias para mantener las expectativas neutrales; y aprender a pensar en probabilidades para poder estar en el flujo actual de oportunidad.

  • Las cinco verdades fundamentales mantendrán tus expectativas neutrales, permitiéndote el enfoque en el flujo actual de oportunidad y disminuyendo tu potencial para cometer errores.
  • Cuando dejes de cometer errores, empezarás a confiar en ti; lo que te permitirá ejecutar de manera más fácil las operaciones. Actuarás sobre tus ventajas sin dudar.
  • El primer objetivo es integrar como creencia dominante que identificas tus ventajas objetivamente. El desafío es transformarte en una persona que pueda pensar desde la perspectiva del mercado.
    • Debes desear ser un consistente ganador por encima de cualquier otra motivación con tanta convicción y claridad como sea posible.
    • Podrás usar la fuerza de tu deseo para cambiar la energía entre dos conceptos: fortalecer el positivo y desactivar el negativo. Debes tener autodisciplina para centrar tu atención en este proceso.
  • Las 5 verdades fundamentales también crearán un estado mental en el cuál aceptarás el riesgo; y cuando lo hagas, estarás tranquilo con cualquier resultado; lo que te llevará a experimentar un estado mental objetivo y despreocupado, poniéndote en disposición de percibir y actuar sobre lo que te ofrece el mercado.

Ejercicio:

  • Aprender a operar cada ventaja como un casino.
    • El objetivo es convencerte de que el trading es un simple juego de probabilidades. Los resultados de las operaciones a nivel individual son independientes y aleatorios; mientras que a nivel general, son consistentes.
    • Como trader, lo que necesitas para ser consistente es tener una ventaja que ponga las probabilidades de éxito a tu favor, y pensar teniendo en cuenta las cinco verdades fundamentales.
  • Configuración:
    • Elegir el mercado: Que sea activo y líquido.
    • Elegir las variables que definen tu ventaja: Cualquier sistema basado en patrones matemáticos, mecánicos o visuales.
    • Entrar en la operación: El sistema debe ser diseñado con absoluta precsión para que no requiera ninguna decisión subjetiva. De no cumplir las reglas de nuestra estrategia, buscaremos otra operación.
    • Salida stop loss: Basado en las mismas condiciones predefinidas, debes saber exactamente en qué punto saldrás de la operación en caso de que no funcione. Necesitas saber cuánto vas a arriesgar. Deja que la estructura del mercado determine el punto de salida antes que hacerlo aleatoriamente.
    • Marco temporal: Todas las entradas y salidas deben estar basados en el mismo marco temporal. Puedes apoyarte en otras temporalidades para usarlas como filtros.
    • Tomar beneficios: Dependerá de tu habilidad para leer el mercado. Un buen método es dividir tu posición y realizar cierres parciales según vaya siendo la operación ganadora. Debes mover el Stop loss hacia el punto de entrada para dejar la operación libre de riesgo. Otro método es basarlo en algún soporte o resistencia significante. Debes tener en cuenta el ratio riesgo/beneficio.
    • Número de muestras: Para determinar si la ventaja funciona, deberás comprobarla en al menos veinte operaciones.
    • Pruebas: Una vez definidas las variables de tu ventaja, necesitarás probarla.
    • Aceptar el riesgo: Debes saber por adelantado exactamente qué cantidad vas a arriesgar por operación. Debes estar conforme con el riesgo asumible; esto significa que no debes modificar los parámetros de tu sistema para estar conforme.
    • Hacer el ejercicio: Cuando tengas el conjunto de variables que forman tu ventaja, sepas exactamente lo que cada operación te puede constar en caso de ser perdedora; tengas un plan para tomar beneficios y sepas lo que esperas ganar, estarás preparado para comenzar. Opera tu sistema conforme a lo diseñado al menos veinte veces. Con tu ventaja definida por variables rígidas, unas probabilidades favorables, y un compromiso de tomar todas las operaciones, habrás creado un sistema de trading consistentemente ganador.

Al creer en las cinco verdades fundamentales y en la naturaleza probabilística del trading; junto con el compromiso de tomar todas las operaciones que cumplan con los parámetros de tu ventaja, eliminarás los pensamientos de temor, resistencia o distractores y nada podrá impedirte hacer lo que necesitas sin dudar.




 

Mark Douglas – Trading en la zona
5 (100%) 2 votes

2 comentarios en “Mark Douglas – Trading en la zona

Deja un comentario

error: Alerta: Lo siento pero el contenido está protegido