El Ecosistema de Trading Actual

Tabla de Contenido

El ecosistema de trading actual

Los mercados han sufrido un cambio de paradigma y se ha migrado en muy pocos años de una operativa llevada a cabo en su totalidad por personas de manera presencial a una operativa totalmente electrónica gracias a los avances tecnológicos. Esto ha contribuido a la aparición de nuevos actores dentro del mundo de la inversión, nuevas formas de operar y hasta nuevos mercados.

el ecosistema de trading actual

Indiscutiblemente todo esto ha provocado una democratización de la inversión permitiéndole el acceso al operador minorista, el cual tenía vetada su participación no hace tantos años. Con respecto a esto, no es casualidad que la mayoría de los operadores retail pierdan. Toda la industria está montada para que así sea y que su participación simplemente sirva como otra fuente más (muy pequeña) de proporción de liquidez al mercado.

Es importante mantener los pies en la tierra. El mundo del trading y la inversión es demasiado complejo como para que un operador minorista desde su casa, con una conexión a internet y un ordenador pueda obtener cierto rendimiento de su capital. Lo tiene todo en contra, empezando porque es un ámbito dominado por grandes instituciones las cuales dedican ingentes cantidades de dinero tanto al desarrollo de potentes herramientas como a la contratación de las personas más hábiles.

A continuación abordaremos desde un punto de vista muy básico algunos de los aspectos menos conocidos del ecosistema de trading actual que tienen cierta relevancia ya que podrían influir en nuestra operativa.

Este artículo es un extracto de mi libro:

Wyckoff 2.0: Estructuras, Volume Profile y Order Flow

en el que aprenderás...

Wyckoff 2.0: Estructuras, Volume Profile y Order Flow

Si te gusta el contenido te animo a que compres el libro. Podrás ver los gráficos de apoyo que van con el artículo y mucho más!

Tipos de participantes en los Mercados Financieros

Conocer a aquellos que tienen la capacidad para influir en el movimiento del precio nos ofrece un punto de vista más sólido a la hora de tomar decisiones de trading e inversión. Los mercados financieros están compuestos por diversos agentes con distintas formas de operar en base a sus necesidades en ese momento específico.

Uno de los mayores errores en el que podemos incurrir es pensar que todos los movimientos del mercado están orquestados por un único ente; o distinguir a los operadores entre profesionales y no profesionales. Cuando se utilizan estos términos así como los de “manos fuertes” y “manos débiles” se hace desde el punto de vista de entender quién tiene mayor control del mercado, no con el objetivo de verlo como una guerra entre institucionales contra minoristas ya que como sabemos, en los activos más negociados los minoristas tenemos poco o nada que ver.

Hay que tener en cuenta que todo depende también del volumen operado en cada activo en particular. A medida que aumenta dicho volumen, mayor intervención provendrá de los grandes participantes.

Por ejemplo, uno de los mayores activos operados en todo el mundo como es el índice americano S&P 500 está prácticamente en su totalidad controlado por grandes instituciones, donde el 90% o más del volumen proviene de estas. Se trata de una batalla entre ellas. Ninguna operación puede ejecutarse sin que una institución esté dispuesta a tomar un lado de la posición y otra institución esté dispuesta a tomar el lado opuesto. El mercado no podrá desplazarse el más mínimo tick si no hay una institución detrás de cada movimiento.

Por el contrario, los activos que mueven muy poco volumen se pueden ver influenciados por operadores con menor capacidad. Es por ello que no se suele recomendar operar activos con baja liquidez, para evitar posibles manipulaciones.

Nuestro objetivo por tanto es analizar el comportamiento del gráfico para intentar determinar en qué lado está la mayor parte del dinero institucional.

Vamos a categorizar los diferentes participantes del mercado según su intención:

Cobertura

Básicamente se trata de la ejecución de operaciones financieras dirigidas a anular o reducir el riesgo. Consisten en la adquisición o venta de un producto que se encuentre correlacionados con el activo sobre el que quiere establecerse la cobertura.

Si bien es cierto que el objetivo principal de la cobertura es limitar el riesgo, también puede utilizarse para asegurar un beneficio latente o preservar el valor de un activo fijo. A estos operadores no les importa la dirección que tome el precio ya que no es el negocio principal de su empresa. No operan con una intención direccional y tienen una visión más a largo plazo.

Aunque hay distintas formas en las que llevar a cabo la cobertura, la más tradicional es la orientada al productor:

  • Un ejemplo sería una compañía de aerolíneas que compra futuros del petróleo como recurso para equilibrar sus costes de combustible.
  • Otro ejemplo podría ser una gran empresa importadora y exportadora internacional que adquiere divisas para cubrirse ante posibles cambios del precio.

Los creadores de mercado también estarían incluidos en esta categoría ya que podrían acudir al mercado dependiendo de sus necesidades con el objetivo de mantener un riesgo neutral del total de sus posiciones.

Especulación

A diferencia de los operadores de cobertura, los cuales operan básicamente para reducir su exposición al riesgo, los operadores especulativos asumen riesgo al abrir sus posiciones.

Si dadas las condiciones actuales del mercado consideran que el precio del activo en cuestión está barato comprarán y viceversa si consideran que está caro con el único objetivo de obtener beneficio del movimiento del precio.

Aquí encontramos a Hedge funds, fondos, firmas de trading y en general a cualquier institución que opera direccionalmente en el mercado para buscar una rentabilidad. Abarcan distintas temporalidades y ejecutan operaciones también mediante algoritmos de alta frecuencia.

Son los operadores más activos del mercado financiero. Básicamente se centran en la búsqueda de zonas de liquidez ya que debido a la gran cantidad de volumen que mueven necesitan de esa contrapartida para casar sus órdenes.

Existe un error muy común al pensar que todas las instituciones son rentables. Muchas de esas instituciones son las víctimas preferidas en el mercado financiero ya que mueven cantidades importantes de volumen y posiblemente tengan un enfoque operativo poco sólido.

Aunque no tienen puro carácter especulativo, algunos operadores de opciones podrían incluirse en esta categoría ya que si tienen una gran posición abierta en el mercado de opciones, es muy probable que acudan también al mercado de futuros para intentar defenderla en caso de que sea necesario.

Arbitraje

Consiste en tomar ventaja de las imperfecciones del mercado financiero. Estos operadores observan una ineficiencia en los precios y ejecutan transacciones con el objetivo de que esta se corrija y los precios se ajusten.

Existen diferentes formas de hacer arbitraje: ya sea operando un único producto, operando diferentes productos correlacionados, operando entre distintos mercados e incluso operando entre contratos con misma y distinta expiración.

  • Un ejemplo sería operar una descorrelación existente entre dos mercados de un mismo activo, como el mercado al contado y el futuro. Podemos tener por ejemplo el cruce de divisas del euro contra el dólar (EURUSD) y el derivado en el mercado de futuros (6E). Una estrategia de arbitraje va a aprovechar la minúscula diferencia de precio que pueda existir entre estos dos mercados para obtener un beneficio económico.

 

Alejado de esto tenemos también a los Bancos Centrales. Son los que mayor capacidad tienen puesto que dirigen las políticas monetarias de los países principalmente mediante el establecimiento de las tasas de interés.

De los tipos vistos, el único que entraría al mercado con el objetivo direccional de añadir presión hacia uno u otro lado sería el operador especulativo. El resto de transacciones tendría otra intencionalidad pero igualmente se representaría en última instancia sobre el precio. El hecho de que no toda la operativa tenga carácter especulativo es un factor muy importante a tener en cuenta. Muchos cometen el error de pensar que cada negociación tiene interés direccional detrás y en la mayoría de casos esto no es así. Son muchos los tipos de participantes que interaccionan en el mercado y las necesidades de cada uno son distintas.

Además de la intencionalidad de la operativa cabría destacar los diferentes usos de temporalidades que trabajan unos y otros operadores. Mientras que unos tienen en cuenta el más corto plazo otros mantienen estrategias de medio o largo plazo. El punto clave es que todos y cada uno de los movimientos del mercado está siendo apoyado por una gran institución y que en cualquier momento puede entrar otra que tenga una perspectiva de más largo plazo con una mayor capacidad de influencia en el precio.

Mercados electrónicos

Desde 2007 las bolsas han pasado de estar controladas por humanos a un entorno totalmente automatizado y electrónico donde realmente lo único que hay son ordenadores encargados de realizar el procesamiento de emparejamiento de órdenes.

Con la llegada de nuevas tecnologías, avances computacionales y cambios regulatorios al mundo financiero, cada vez más ha crecido la importancia en la velocidad a la hora de transmitir y recibir datos, llegando al momento actual donde el trading electrónico representa la mayor parte del volumen operado.
Los productos más operados como los futuros, las acciones y los CDS sobre índice muestran los más altos grados de electronificación con un 90%, 80% y 80% respectivamente. Por otro lado, los bonos corporativos están en el extremo inferior del espectro ya que son productos más hechos a medida, representando un 40% y 25%.

Todos estos avances han permitido perfeccionar la eficiencia del mercado al añadir liquidez, reducir los costes, aumentar la velocidad de ejecución, mejorar la gestión del riesgo y permitir el acceso a mercados específicos.

Trading Algorítmico

Es un proceso de ejecución de órdenes en base a reglas bien definidas y codificadas llevado a cabo por un ordenador de forma automática, evitando así la participación humana.

Emplea complejos modelos estadísticos y econométricos en avanzadas plataformas para tomar decisiones de manera electrónica e independiente.

Principalmente utiliza como variables el precio, tiempo y volumen; y fue desarrollado para aprovechar las ventajas de velocidad y procesamiento de datos que los ordenadores tienen sobre los operadores humanos.

Estas estrategias interpretan las señales del mercado e implementan en base a ello las estrategias de trading de forma automática, con operaciones de distinta duración.

El aumento de la cuota de mercado en los últimos años del trading algorítmico en todo tipo de activos es simplemente espectacular, y las previsiones para los años subsiguientes siguen la misma dinámica.

Uno de los motivos de tal crecimiento se debe a la aparición de la inteligencia artificial en el sector financiero.

High Frequency Trading

El High Frequency Trading es un tipo de trading algorítmico pero aplicado a escala de microsegundos tratando de sacar provecho de los cambios muy pequeños en los precios de los activos.

Se basa en el uso de algoritmos matemáticos con los que se analiza y ejecutan órdenes en función de las condiciones del mercado. Realizan miles de operaciones en un corto espacio de tiempo consiguiendo ganar dinero de forma sistemática y con una alta probabilidad.

Su principal ventaja es la velocidad de procesamiento y ejecución, lo cual logran gracias a la dedicación de potentes ordenadores. Es por ello que el público general que opera desde su casa simplemente no tiene los medios para acceder a este tipo de operativa. Por tanto, es un estilo reservado prácticamente en exclusividad a los operadores institucionales con gran capital.

Aunque en Europa es ligeramente inferior, la cuota en el mercado de acciones americano representa de forma continua sobre el 50% del volumen total operado. Interesante anotar cómo la crisis de 2009 provocó una disminución en la participación de HFT principalmente por el aumento en la competitividad, los altos costes y la baja volatilidad.

No confundir el High Frequency Trading con los sistemas automáticos que puede crear un trader minorista (que sí pueden entrar en la categoría de trading algorítmico). Generalmente este tipo de herramientas (conocidos como EAs, robots o bots) no suelen ser muy efectivas; cosa muy distinta del High Frequency Trading, los cuáles cuestan millones de dólares y han sido desarrollados por grandes firmas financieras para operar con importantes cantidades diariamente.

¿Cómo nos afectan los algoritmos de alta frecuencia?

El hecho de que en los mercados actuales la mayor parte del volumen negociado provenga de algoritmos de alta frecuencia no influye en gran medida a los análisis basados en estructuras que nosotros podemos hacer principalmente porque no competimos por explotar las mismas anomalías.

Mientras que nuestros análisis buscan aprovecharse de un apartado determinista del mercado en donde intentamos dilucidar quién tiene mayor control (compradores o vendedores), los algoritmos de alta frecuencia parecen ubicarse más en el apartado aleatorio del mismo, principalmente por su categorización: arbitraje, estrategias direccionales (de mometum y basadas en eventos) y creación de mercado (proporción de liquidez).

Si bien es cierto que algunos algoritmos puedan ejecutar estrategias direccionales (con el objetivo de beneficiarse del desplazamientos del precio), estas abarcan el más corto plazo y aunque pudieran distorsionar nuestros análisis, la ventaja que nos ofrece el estudio de la metodología Wyckoff es que nos proporciona un marco estructural gracias al cual podemos minimizar parte del ruido que se origina en las escalas más pequeñas y obtener un sentimiento más objetivo de las condiciones actuales del mercado teniendo en cuenta un contexto mayor que el que abarcan estos algoritmos.

Mercados Over The Counter (OTC)

Se trata de un tipo de mercado electrónico donde se negocian activos financieros entre dos partes sin el control y supervisión de un regulador, como sí ocurre en las bolsas y mercados de futuros.

La principal diferencia que encontramos entre los mercados centralizados (On-Exchange) y no centralizados (Off-Exchange) es que en los mercados centralizados existe un único libro de órdenes el cual se encarga de enlazar a todos los participantes de ese mercado; mientras que en los mercados no centralizados existen múltiples libros de órdenes (tantos como creadores de mercado haya) donde la falta de transparencia con respecto a la profundidad de mercado se hace evidente al mostrar únicamente el precio del BID y del ASK.

En los últimos años el mercado americano ha sufrido un proceso de fragmentación donde se han ido creando cada vez más mercados descentralizados. Actualmente, la liquidez de las acciones de EE.UU. se divide entre alrededor de 88 fuentes diferentes, con casi el 40% de las operaciones que se realizan en mercados no centralizados.

Dentro de los mercados no centralizados encontramos distintos brókers en base al tratamiento que hacen de las órdenes de sus clientes. Por un lado están los que tienen mesa de negociación (Dealing Desk) que actúan como contrapartida del cliente (conocidos como Market Makers); y por otro los que no tienen mesa de negociación (Non Dealing Desk) que actúan como intermediarios entre el cliente y el resto del mercado.

Este segundo tipo, brókers sin mesa de negociación, es con quien se recomienda trabajar. El motivo es porque los creadores de mercado (Market Makers) se encargan de ofrecer el precio final del activo, haciendo el proceso menos transparente.

Al tener la capacidad de tomar la contrapartida en las operaciones de sus clientes, se abre la puerta a posibles conflictos de intereses, ya que si el cliente gana el bróker pierde y viceversa. Y obviamente el bróker hará todo lo posible por mantener su negocio rentable.

Cuando se une el hecho de que el dueño del mercado es el encargado de ofrecer el precio final junto con la posibilidad de que sea al mismo tiempo la contraparte, aparece uno de los principales peligros para el operador minorista y es que queda expuesto a sufrir algún tipo de manipulación en los movimientos del precio.

Es importante saber también que, por la propia naturaleza de este tipo de mercados no centralizados, para un mismo activo puede haber distintos precios. Es decir, que si queremos operar el cruce de divisas EUR/USD, cada creador de mercado nos ofrecerá un precio y un volumen distintos.

¿Cómo nos afectan los mercados OTC?

El problema que encontramos aquí radica en que los análisis que hagamos bajo este tipo de mercados estarán basados en unos datos que, aunque podrían ser una representación significativa y válida de todo el mercado, en realidad no representan genuinamente todos los datos del precio y del volumen.

Para tener de una forma fidedigna estos datos deberemos analizar dicho activo bajo un mercado centralizado. Siguiendo con el ejemplo del EUR/USD, deberemos analizar el mercado de futuros (mercado centralizado) el cual se corresponde con el ticker $6E.

Lo que se recomienda por tanto es, si no se tiene la capacidad económica (capital suficiente) como para operar dicho mercado de futuros, podemos analizar el activo en este mercado de futuros y ejecutar la operativa a través de otro derivado financiero más asequible como el CFD (Contract For Different) con un buen bróker (que no sea creador de mercado). Una opción intermedia sería operar la versión pequeña del futuro, el micro futuro, que en caso del EURUSD corresponde con el ticker $M6E.

Si abrimos un gráfico del futuro (6E) y del CFD (EURUSD) veremos que los movimientos del precio son prácticamente iguales aun siendo mercados distintos. Esto es posible gracias a un proceso de arbitraje llevado a cabo por algoritmos de alta frecuencia y que ocurre de forma sistemática entre ambos mercados.

Dark Pools

Un Dark Pool es un mercado privado (Off-Exchange) que pone en contacto a inversores institucionales y facilita el intercambio de activos financieros con la peculiaridad de que sus transacciones no se informan de manera inmediata, desconociéndose la cantidad negociada (el volumen) hasta dentro de las 24 horas siguientes.

La operativa en mercados no centralizados de acciones en EE.UU. es de aproximadamente el 35%, siendo realizadas en Dark Pools de un 16 a 18%. Y según un estudio de Bloomberg, en conjunto la operativa en Dark Pools ya representa sobre el 30% del volumen total operado.
La cuota de mercado de los Dark Pools en el comercio de acciones europeas se ha expandido rápidamente en los últimos años, creciendo desde el 1% en 2009 hasta el 8% en 2016.

Cuando una gran institución quiere comprar o vender una cantidad ingente de un activo acude a este tipo de mercado principalmente porque sabe que si accede al mercado público le costará encontrar contrapartida, que posiblemente obtenga un peor precio además de que se expondrá a técnicas predatorias como el Front Running ejecutadas por parte de algoritmos de alta frecuencia. En este tipo de mercados evitan ese impacto negativo y al mismo tiempo obtienen unas mejores comisiones ya que se ahorran las tasas exigidas por los mercados públicos.

A diferencia de lo que mucha gente puede pensar, los Dark Pools están altamente regulados ya que sus dueños están registrados en la SEC (Securities and Exchange Commission) y en la FINRA (The Financial Industry Regulatory Authority) y por tanto están sujetos a auditorías y exámenes regulares similares a los de un mercado público.

Además de las instituciones financieras privadas, hay bolsas públicas que tienen sus propios Dark Pools como el New York Stock Exchange (NYSE), la bolsa más negociada y con mayor liquidez del mundo.

El CME (Chicago Mercantile Exchange), que es el mercado con mayor número de contratos sobre opciones y futuros del mundo también tiene su propia Dark Pool y ofrecen este servicio de operativa opaca a través de lo que han denominado “Block Trades”. En su propia web explican con todo detalle la información al respecto, a destacar:

“Un Block Trade es una transacción de futuros, opciones o combinaciones negociadas de forma privada que se permite ejecutar aparte del mercado de subastas públicas. La participación en los Block Trades está restringida a los participantes en contratos elegibles, tal como se define ese término en la Ley de Bolsas de Mercancías.

La norma 526 («Block Trades») rige la negociación de los Block Trades en los productos CME, CBOT, NYMEX y COMEX. Los Block Trades están permitidas en productos específicos y están sujetas a requisitos de tamaño mínimo de la transacción que varían según el producto, el tipo de transacción y el tiempo de ejecución. Los Block Trades pueden ejecutarse en cualquier momento a un precio justo y razonable.”

¿Cómo nos afectan los Dark Pools?

La actividad llevada a cabo en los Dark Pools tienen un papel importante en la determinación de los rendimientos intradiarios y en la incertidumbre que puede relacionarse con ellos, teniendo por tanto importantes implicaciones microestructurales.

Resulta que podemos estar analizando un activo en el cual se han podido producir transacciones muy significativas de manera oculta y obviamente no podemos ni valorar las intenciones del comprador.

Estas transacciones, al no estar determinadas por la oferta y demanda del mercado público no tienen un impacto inmediato sobre la formación del precio; pero hay estudios que afirman que los operadores de los mercados públicos reaccionan al informe de órdenes ejecutadas en el Dark Pool una vez éste es liberado, pudiendo alterar significativamente el análisis de la interacción hasta ese momento.

Aleatoriedad vs Determinismo

Este asunto es otro de los grandes debates dentro de la comunidad de trading y es que sin duda genera gran controversia. La gran mayoría de los que se posicionan a favor de la aleatoriedad del mercado lo hacen con el ánimo de desacreditar la utilidad del análisis técnico. Por otro lado tenemos a los que observan todos y cada uno de los movimientos del precio y le otorgan una intención, craso error. No todo es blanco o negro.

La aleatoriedad se sustenta en la premisa de la eficiencia del mercado mientras que el determinismo (la no aleatoriedad) se basa en la ineficiencia de éste.

El enfoque de los mercados aleatorios nos sugiere que el precio actual ya refleja toda la información de los eventos ocurridos en el pasado e incluso de los eventos que el mercado espera que tengan lugar en el futuro. Es decir, que toda la información sobre el activo está absolutamente descontada y por tanto no es posible predecir la futura acción del precio. El razonamiento es que, cuando los participantes intentan tomar ventaja de una nueva información, entre todos neutralizan tal ventaja. Esto llevaría a la conclusión de que no es posible sacar provecho de la interpretación del propio mercado, a no ser que el operador tenga acceso a información privilegiada.

El enfoque de los mercados deterministas nos sugiere que los movimientos del precio están influenciados por factores externos por lo que conociendo cuáles son dichos factores se puede predecir la futura acción del precio y por tanto es posible obtener un beneficio de la interpretación del mercado.

Cuando se habla de aleatoriedad se refiere a que ese movimiento del mercado no tiene una intención lógica detrás; simplemente se trata de una fluctuación del precio. La aleatoriedad nace como resultado de las innumerables variables que tienen lugar en el mercado. Nadie puede saber cómo va a actuar el resto de participantes del mercado. Si alguien lo supiera tendría un sistema determinista cuyas predicciones acertarían la totalidad de las veces.

Por un lado, si la Hipótesis de los Mercados Eficientes (EMH por sus siglas en inglés) y la aleatoriedad del mercado fueran válidas nadie podría obtener ganancias de forma recurrente. Y ya se ha demostrado a lo largo de la historia que esto no es así. Todos conocemos a grandes operadores de los mercados financieros que han conseguido ganar con distintos enfoques (técnico, fundamental y cuantitativo). Además de este hecho, la hipótesis de los mercados eficientes ha sufrido muchas críticas principalmente porque asume un comportamiento racional de los agentes en su toma de decisiones.

Por otra parte, los mercados financieros tampoco pueden ser modelados como un proceso totalmente determinista donde no hay aleatoriedad ya que esto querría decir que habría estrategias con un 100% de probabilidad de aciertos y esto (que se sepa) tampoco es así.

La hipótesis de los mercados adaptativos

Llegamos por tanto a la conclusión de que los mercados financieros están compuesto por un porcentaje de aleatoriedad y otro porcentaje determinista, sin saber determinar cuánto peso tienen cada uno.

Esta teoría estaría apoyada por la Hipótesis de los Mercados Adaptativos (AMH por sus siglas en inglés) la cual muestra a la eficiencia de los mercados financieros no como una característica presente o ausente, sino como una cualidad que varía acorde a las condiciones del mercado (el entorno, contexto), las cuales son determinadas por las interacciones entre sus agentes.

Esta hipótesis ha sido presentada por el economista financiero estadounidense Andrew W. Lo en su libro Adaptive Markets publicado en 2017 y se sustenta principalmente en:

  • La eficiencia del mercado depende de sus condiciones. Esta característica cambiante es el resultado de las interacciones de los participantes que a su vez dependen de las condiciones del mercado.
  • El agente no es totalmente racional y está sujeto a sesgos cognitivos. No se puede aplicar un modelo netamente racional ya que los participantes forman expectativas en base a distintos factores. Además, con la misma información se pueden crear expectativas distintas por no hablar de que cada agente tiene distintos grados de aversión al riesgo.

Aunque el autor se refiere a los agentes como individuos personales, esto es igualmente aplicable al ecosistema actual de trading donde ya hemos comentado que prácticamente todas las acciones las hacen algoritmos de forma electrónica. Este hecho no modifica la base de la hipótesis adaptativa ya que, independientemente del participante del mercado y de la manera en que interacciona con el resto del mercado, éste tomará sus decisiones en base a las valoraciones, motivos o necesidades que tengan en un determinado momento; y ese determinado momento estará condicionado por distintos factores; factores que irán cambiando con el tiempo y haciendo cambiar por tanto las valoraciones, motivos o necesidades de los participantes.

La AMH no se centra en desacreditar la Hipótesis de los Mercados Eficientes, simplemente la trata como incompleta. Pone más en valor las condiciones cambiantes del mercado (por la llegada de nueva información) y cómo los participantes pueden reaccionar a ellas. Se centra en el hecho de que en el mercado puede coexistir al mismo tiempo racionalidad e irracionalidad (eficiencia e ineficiencia) dependiendo de las condiciones.

¿Dónde encaja la metodología Wyckoff?

Aterrizándolo sobre lo que nos ocupa, la lectura del mercado bajo los principios de la metodología Wyckoff se sustenta sobre un evento determinista del mercado: La ley de Causa y Efecto, y es que para que el mercado desarrolle un efecto (tendencia) primero debe producirse una causa (acumulación/distribución). Existen otros eventos deterministas que pueden ofrecer una ventaja, como es la estacionalidad.

Un ejemplo de comportamiento aleatorio lo podríamos ver en los Algoritmos de Alta Frecuencia. Ya hemos comentado algunos de sus usos y son el ejemplo perfecto de fuerzas que tienen la capacidad de mover el mercado y que no necesariamente tienen una lógica direccional detrás.

Por último comentar que la mayoría de estudios en los que se defiende la aleatoriedad del mercado utilizan patrones chartistas clásicos tipo triángulos, hombro cabeza hombro, banderas etc. o algún patrón del precio sin una lógica subyacente detrás para confirmar la falta de predictibilidad del análisis técnico de forma general. Nuestro enfoque para operar los mercados está muy alejado de todo esto.

Existen estudios donde utilizando una herramienta analítica tan simple como las líneas de tendencia se ha evidenciado un comportamiento no aleatorio en los mercados financieros siendo capaces incluso de explotar una anomalía con la que obtener ciertos rendimientos.

Mis libros, formación de calidad para todos:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *