Icono del sitio Rubén Villahermosa | Trading e inversión con sentido común

Wyckoff Trading Course

El MEJOR Curso sobre Metodología Wyckoff. Lo que Necesitas Saber para DOMINAR el Método Wyckoff

Introducción del Wyckoff Trading Course

El fracaso en los mercados financieros se basa en la falta de conocimiento. Sin entender primero cómo se mueve el mercado, por qué se mueve y cuáles son los diferentes tipos de movimientos, las probabilidades de obtener rentabilidades son ampliamente reducidas.

Análisis técnico vs. fundamental

El trader medio es más probable que pueda hacer mayores beneficios utilizando el análisis técnico.

El mayor problema del análisis fundamental es el timming. Los traders profesionales y los Insiders tienen acceso inmediato a los hechos y cifras; además de un mayor conocimiento de lo que es realmente importante. En el momento en el que el público general ha descifrado los hechos y cifras, la oportunidad hace tiempo que pasó.

En el análisis técnico no hay nada entre el inversor y el precio del activo. No hay cifras que evaluar ni noticias que interpretar. La ventaja del Insider es eliminada.

Evaluar el activo en base a su propia acción del precio es una manera metódica y lógica de hacerlo. A través de un conjunto de principios es posible llegar a entender lo que está haciendo el mercado y desarrollar perspectivas de futuro.

Pasa por la página principal para conocer conceptos interesantes acerca del trading online.

Análisis técnico mecánico

Existen dos enfoques a la hora de operar mediante análisis técnico. El mecánico es el más fácil de entender y utilizar. Confía totalmente en la observación de formaciones.

Se trata de una serie de patrones de acción que lleva al precio a un resultado. Son los conocidos Hombro cabeza hombro, doble techo, gaps, cuñas etc.

La cuestión a considerar es lo que constituye el patrón. Las figuras parecen funcionar, o al menos lo hacen a veces. El problema es que hay un gran número de veces en las que no funcionan. No hay manera de saber en tiempo real si esa formación que está desarrollándose terminará con el resultado deseado.

El problema real con este enfoque es que no hay un principio fundamental que lo respalde.

Análisis técnico juicioso

Este enfoque se basa en la observación de un conjunto de principios. Un principio, en el caso de los mercados es una declaración de condición inequívocamente verdadera. Dada una cierta condición o conjunto de condiciones, el resultado siempre será el mismo.

Estos principios desarrollan acciones en el precio; las cuales aunque mantengan las mismas características, no siempre aparece de la misma forma, dando vía a diferentes variantes.

Este enfoque es más difícil que buscar formaciones, su aprendizaje toma más tiempo y requiere más habilidades. Cuanto más esfuerzo pongas en estudiar y practicar los principios, mayor será el grado de competencia.

La ley de la oferta y la demanda

Esta ley fundamental gobierna todos los cambios del precio, por lo que es el mejor indicador para los futuros movimientos. Funciona en todos los mercados en todas partes del mundo.

Todo el mundo entiende que cuando hay demasiado de algo en la economía su valor se reduce con el objetivo de crear demanda que absorba toda esa oferta. Por otro lado, si no hay suficiente de algo, su valor aumenta para crear oferta que absorba la demanda.

El precio sube porque la demanda es mayor que la oferta.

El precio baja porque la oferta es mayor que la demanda.

Teóricamente, la demanda puede exceder a la oferta siempre; sin embargo, un exceso de la oferta sobre la demanda está limitado hasta 0.

Entre el exceso de oferta sobre demanda o de demanda sobre oferta hay un estado de equilibrio, en el que existe un cambio igual de acciones por dinero. Esto provoca que el precio se mantenga estable en un nivel.

La idea básica es que el mercado, por su propia acción, continuamente indica la probable dirección que tomará el precio en un futuro inmediato y cualquiera capaz de determinarla con precisión debería tener éxito en el trading.

Los traders e inversores son influenciados para comprar o vender como resultado de noticias, datos fundamentales, dividendos, informes, esperanzas, miedos así como los consejos y rumores que fluyen durante las sesiones. Independientemente de la causa para comprar o vender, el resultado es que se añade oferta o demanda al mercado. En la medida en que tenga la habilidad para juzgar esa oferta y demanda, así será su éxito en el mercado.

La ley de causa y efecto

La idea es que no puede pasar algo de la nada; para que haya un efecto, el cual se verá en un cambio del precio, primero debe haber una causa.

En el caso de operaciones individuales, la causa es el deseo del comprador de querer esas acciones o el deseo del vendedor de querer ese dinero.

Además de ver la causa en términos de una operación individual, la idea es ver la causa en una perspectiva más amplia, en términos de movimientos. El efecto realizado por la causa estará en proporción directa a esa causa. Consecuentemente, para conseguir un movimiento importante o efecto, debe haber una causa importante. Un movimiento importante a veces necesita mucho tiempo para desarrollarse.

Cuando el mercado entra en un período en donde la demanda excede a la oferta o en donde la oferta excede a la demanda, no se trata de un hecho extraño. Esos eventos tienen lugar porque ha habido un período de preparación; y el alcance de esa preparación tiene un efecto directo e inseparable del resultado final. Si no hay preparación, no habrá movimiento.

Generalmente, las causas se construyen mediante un importante cambio de manos de las acciones entre las manos fuertes y las manos débiles o público general.

Un mercado alcista sólo comenzará después de que los traders profesionales tengan todas o casi todas las acciones que desean. Una vez que comienza el movimiento, éste será alimentado por la codicia del público al querer comprarlo. En algún punto el precio encontrará resistencia y los traders profesionales usarán el último interés comprador por parte del público para deshacer sus posiciones. Al hacerlo, están creando la oferta que finalmente causará el siguiente movimiento bajista. La cantidad de oferta que haya aquí determinará el la magnitud del recorrido bajista.

La ley de esfuerzo y resultado

El precio no es el único factor importante en los mercados financieros. Un factor quizá más importante aún es el carácter del volumen. El volumen identifica la cantidad de acciones que han cambiado de manos. Cuando los grandes operadores están interesados en un valor, esto se reflejará en el volumen operado.

En base a esta ley, el esfuerzo es expresado en términos de volumen y el resultado es expresado en términos de movimientos del precio.

Sin esfuerzo no puede haber resultado.

Cuando el precio responde a un esfuerzo, es probable que se observe un movimiento del precio; este movimiento tendrá una duración corta o larga dependiendo de la cantidad de esfuerzo.

Cuando la cantidad de esfuerzo y la magnitud del resultado no están en armonía, probablemente habrá un importante cambio en la dirección del precio.

Cualquier posición que se mantenga abierta al aparecer esta situación es potencialmente dañina; puede que no se cierre, pero al menos debería ser protegida.

Cuando aparece un volumen creciente pero la acción del precio avanza cada vez menos, es un claro caso de esfuerzo sin resultado. Nos alarma de un potencial problema.

Juzgar el mercado por sus propias acciones

El propósito de los mercados financieros es financiar negocios. Algunos valores son buenos y otros no tanto. El público general tiene comparativamente poca idea del valor real de la mayoría de las empresas.

El precio y el volumen nos ayuda a determinar los posibles futuros movimientos. Mediante un juicio preciso de la oferta y la demanda eres capaz de determinar las tendencias, qué acciones comprar o vender y lo que es más importante, cuándo hacerlo.

Tu objetivo es seleccionar las oportunidades más prometedoras; aquellos valores que es probable que se muevan más pronto, más rápido y más lejos.

Al estudiar el gráfico estás viendo la expresión de las fuerzas que conduce el mercado. Estudia el gráfico no con la intención de comparar las formas de las formaciones sino con el propósito de juzgar el comportamiento del precio, los motivos que hay detrás de él y el éxito o fracaso de los compradores o vendedores en su lucha por dominar cada movimiento.

El precio está constantemente mostrando fortaleza (cuando dominan los compradores) o debilidad (cuando dominan los vendedores).

La mayoría de los principales movimientos del mercado son hechos por los grandes operadores, inversores bien informados e instituciones como banqueros, fondos, compañías de seguros etc. Cuando un importante operador acumula un valor, el estudio de las transacciones revelará frecuentemente este hecho. Cuanto más importante sea la operación, más fácilmente será descubierta mediante el estudio del movimiento del precio, el volumen, la actividad y el comportamiento del valor.

Cuando operes, ignora todos los rumores, consejos, noticias, recomendaciones, datos fundamentales etc. No es necesario considerar todos esos factores porque el efecto de todos ellos se reflejan en los siguientes hechos importantes:

  1. Movimiento del precio.
    • Nos permite juzgar la oferta y la demanda, identificar los puntos de soporte y resistencia, el tipo de tendencia y las líneas de oferta y soporte.
    • Identifica el número de transacciones. Indica la cantidad de trading hecho y el aumento o disminución de la presión compradora/vendedora. También nos sirve para identificar los eventos climáticos.
  2. Relación entre el movimiento del precio y el volumen.
    • Nos ayuda a determinar la dirección de los siguientes movimientos, a decidir cuándo comprar o vender, a saber cuándo el precio está desarrollando los eventos fundamentales y a saber cuándo un movimiento está acabando.
  3. Tiempo de cada movimiento.
    • Nos habilita a evaluar la velocidad de cada movimiento y concluir si es urgente o pausado; así como a evaluar la duración de una acumulación/distribución.

Cómo se mueven los mercados

El precio no se mueve entre dos puntos en línea recta; sino que lo hace en un patrón de ondas.

En un primer vistazo parecen ser movimientos aleatorios pero no es así en absoluto. El precio fluctúa hacia arriba y hacia abajo a lo largo de una tendencia.

Cada movimiento alcista y bajista está compuesto por numerosas ondas alcistas y bajistas. Cuando estas ondas finalizan, comienza otra en la dirección opuesta. Al estudiar la relación entre esas ondas alcistas y bajistas, su duración, velocidad y alcance; y comparándolas, somos capaces de determinar la naturaleza de la tendencia; así como de juzgar la relativa fortaleza de los compradores y vendedores a medida que avanza el movimiento de precios.

El corazón de todos los movimientos del mercado son las tendencias primarias. La duración de este tipo de tendencias probablemente será de meses; en algunos casos años.

Estas oscilaciones alcanzan regiones de “sobrecompra” y “sobreventa” dentro de la tendencia que generalmente originan importantes giros en el precio. La razón por la que estas regiones ocurren es debido a la psicología del mercado.

Sobrecompra

Se considera que el mercado ha alcanzado una condición de sobrecompra cuando, como resultado de una aceleración demasiado rápida, el precio alcanza un punto en el que es altamente sensible a la cobertura de largos y a la retirada de los compradores experimentados.

El ser humano parece tener una inclinación hacia los extremos. En los mercados financieros esta tendencia es revelada en forma de codicia. Los precios son empujados cada vez más arriba hasta que el público se hincha de acciones que generalmente están sobrevaluadas. Cuando esto sucede, se dice que existe una condición de sobrecompra.

Sobreventa

Se considera que el mercado está sobrevendido cuando, debido a un movimiento bajista demasiado rápido, el precio alcanza un punto en el que es altamente sensible a la cobertura de cortos (toma de beneficios) y a una retirada general de los operadores experimentados que estaban vendidos.

En un mercado bajista hay otro extremo que toma el control; el miedo. Según cae el precio los traders se alarman. Cuanto más baja, más asustados se encuentran. El miedo alcanza un nivel que las manos débiles no pueden aguantar y venden sus acciones. Este pánico vendedor genera una condición de sobreventa.

Esos períodos de exceso de compra o de venta que guía a la parada de los movimientos pueden verse en cualquier temporalidad.

Cuando alguien opera el mercado, le interesa la dirección de la tendencia primaria y el ángulo de su pendiente, pero son las fluctuaciones dentro de esa tendencia lo que es operado. Estas fluctuaciones se dividen en cuatro segmentos; siendo dos de esas cuatro áreas las de mayor importancia.

Una inclinación natural es concluir que las áreas principales son las tendencias, en las que la demanda es mayor que la oferta (tendencia alcista) y en la que la oferta es mayor que la demanda (tendencia bajista). Es en estas áreas donde se producen los resultados; los beneficios y las pérdidas, pero no son las áreas más importantes.

Más importante son las áreas de acumulación y distribución.

La duración de estas fases de acumulación y distribución determinan la magnitud y el carácter de los movimientos subsiguientes.

Ambas áreas se desarrollan a través de una secuencia de eventos. Aunque los detalles exactos de esas secuencias pueden variar entre un activo y otro, los puntos básicos en el desarrollo permanecen intactos. Nuestro objetivo es ser capaces de detectar esos eventos. El desarrollo de esta habilidad puede durar meses o años de práctica; pero es crítica para el éxito.

Debes tener en cuenta que los impulsos y retrocesos de los marcos temporales inferiores forman parte de impulsos o retrocesos de marcos temporales superiores.

De esta manera, las ondas de los movimientos del corto plazo desarrollan los movimientos intermedios; los cuales forman parte a su vez de las tendencias de largo plazo.

Independientemente del marco temporal en el que el inversor esté operando, es de vital importancia la relación entre los impulsos y los retrocesos. Esta relación determinará si la situación es de fortaleza o de debilidad; lo cual determinará el probable futuro movimiento.

La acción del mercado no tiende a ser simétrica. En cualquier caso, aunque le precio pase más tiempo en una fase del ciclo que en otra, el ciclo es preservado.

Las ondas proporcionan una visión clara de los relativos cambios de oferta y demanda. Al aprender a juzgar el tamaño de todas las ondas del mercado, gradualmente desarrollarás la habilidad de determinar el final de un mercado alcista y el final de ondas alcistas intermedias y de corto plazo; así como el final de un mercado bajista y el final de ondas bajistas intermedias y de corto plazo.

Cómo se realiza una campaña

Las cuatro principales fases de una campaña del mercado son:

Acumulación.

Tendencia alcista.

Distribución.

Tendencia bajista.

Cuando el precio está en fases de acumulación o tendencia alcista se dice que está en una posición compradora, y cuando está en fases de distribución o tendencia bajista se dice que está en una posición vendedora. Cuando no hay interés, que ninguna campaña se ha llevado a cabo, se dice que está en posición neutral.

Cuando hayas aprendido a tomar un punto de vista totalmente imparcial, alejado de las noticias, rumores, opiniones y de tus propios prejuicios, te darás cuenta que el mercado es como cualquier otro negocio. Aquellos que lo entienden compran sólo cuando los precios están bajos con la idea de vender cuando están altos; también operan solo aquellos valores que tienen potencialmente mejores movimientos.

El mercado es hecho por la mente de los participantes y todas las fluctuaciones deberían ser estudiadas como si fuera el resultado de las operaciones de un hombre; lo llamaremos Composite Man, quien en teoría está detrás de todo y mueve el precio en su beneficio.

No todos los movimientos del Composite Man pueden ser detectados y no todos los movimientos son hechos por él. En cualquier caso, lo único que nos importa es el resultado de la compra y venta real. Un gran número de las operaciones importantes pueden ser vistas a tiempo para aprovecharse de ellas.

La preparación de un importante movimiento lleva un tiempo considerable. Un gran operador no puede comprar todo lo que quiere de una vez ya que obtendría peores precios debido al desplazamiento que su propia orden generaría. En cambio, necesita tiempo para comprar la cantidad total que desea. Prefiere hacerlo mientras el mercado es débil, aburrido, inactivo y deprimido.

El Composite Man planifica, ejecuta y concluye cuidadosamente sus campañas. Cuando desea vender, genera actividad atrayendo al público a comprar, habilitándolo a deshacerse de sus posiciones. Cuando desea comprar, hace bajar el precio enviando órdenes de venta a través de un gran número de brokers, pudiendo comprar así a precios bajos.

En el proceso de acumulación, primero compra lo que puede colocando órdenes de compra en un rango del precio. Luego lleva al precio más abajo con órdenes de venta e induce a otros traders a cerrar sus posiciones largas o a entrar cortos por la aparente debilidad del precio. Absorbe esas órdenes y consigue comprar a precios más bajos. Al mantener el precio bajo, desanima a otros de querer comprarlo e induce más entrada de cortos, lo cual le ayuda a comprar más.

Mientras está comprando y vendiendo para acumular, necesariamente causa que el precio se desplace hacia arriba y hacia abajo, formando los familiares rangos, hasta que finalmente completa la acumulación. Con la oferta flotante ampliamente reducida, el precio está preparado para la tendencia alcista. En este punto, el Composite Man puede ayudarse de una noticia positiva del valor para iniciar el movimiento alcista.

El proceso de distribución requiere mucha publicidad para atraer la atención del público al valor. Mediante noticias positivas mucha gente es inducida a comprar, lo que aprovecha el Composite Man para absorber esas órdenes. El precio puede que reaccione a la baja, pero nuevos movimientos al alza se generarán, los cuales seguirán siendo aprovechados para posicionarse del lado corto. Este proceso hará al precio subir y bajar desarrollando un rango y marcando así la culminación del movimiento alcista. Cuando la demanda finalmente esté agotada, el precio estará preparado para iniciar la tendencia bajista.

Mediante la observación de la cantidad de tiempo que pasa el precio en el área de preparación se puede, aproximadamente, determinar los objetivos de una campaña; el alcance que puede recorrer el precio tras esa acumulación o distribución. Cuanto más tiempo pasa el precio en ese período de preparación, mayores objetivos se podrán esperar después.

Cómo pueden ser detectadas las intenciones del Composite Man

Cuando el mercado se encuentra fluctuando entre dos niveles del precio, es probable que se esté preparando para un movimiento inmediato.

Un volumen creciente sobre un impulso en una dirección y decreciente sobre el retroceso en la dirección opuesta nos indica que la dirección del impulso es la más probable.

La naturaleza de los máximos y mínimos nos indican la dirección más probable.

Durante una tendencia, el alcance de un retroceso tras su impulso debería ser observado como una de las indicaciones de su fortaleza o debilidad técnica. La reacción normal debería ser la mitad de su impulso.

Los rangos son muy importantes; nos muestran los niveles sobre los cuales tiene lugar el apoyo y la acumulación tras una tendencia bajista y los niveles sobre los cuales tiene lugar el freno y la distribución tras una tendencia alcista.

Posición técnica

Se dice que el precio está en una débil posición técnica cuando el poder comprador ha sido agotado, lo cual se realiza mediante una campaña de distribución. Los grandes operadores ya han vendido y el público que aún mantiene sus posiciones de compra tendrá que vender en algún momento, añadiendo presión a la caída.

Cuando éstos comienzan a deshacerse de sus posiciones encuentran poco mercado en el que realizar las transacciones y por lo tanto el precio baja cada vez más viéndose obligados a vender a cualquier precio. Como resultado, la gente entra en pánico y el mercado colapsa.

Una fuerte posición técnica se desarrolla cuando la liquidación ha tenido lugar; cuando aquellos que podían ser inducidos a vender o estaban obligados a hacerlo, han vendido. La mayoría de las acciones están en las manos de los operadores experimentados. Las manos fuertes tienen la capacidad de aguantar la posición aunque el precio siga cayendo; mientras que las manos débiles transfieren sus posiciones a éstos. El público va generalmente corto en el suelo del mercado, al igual que va largo en el techo, ya que operan en base a sus emociones. Estos cortos finalmente tendrán que cubrir sus posiciones, añadiendo presión a la subida.

Una posición de sobreventa es sustancialmente lo mismo que una fuerte posición técnica; y una posición de sobrecompra sinónimo de débil posición técnica.

Factores básicos

Movimiento del precio

Con el análisis del movimiento del precio somos capaces de obtener información valiosa de la actual posición técnica y de la probable tendencia. En base al movimiento del precio tenemos influencias relacionadas como:

→ Fortaleza o debilidad comparativa.

→ Puntos previos de soporte y resistencia.

→ Ángulo de las pendientes de las líneas de tendencia.

→ Shakeouts, Terminal Thrust, condiciones de sobrecompra/sobreventa.

Volumen

El volumen puede ejercer una importante influencia a la hora de confirmar, modificar o contradecir las indicaciones dadas por el movimiento del precio. El volumen es un factor vital en:

Por tanto, en el momento de observar el volumen debemos tener en cuenta la acción que le precede así como todas las demás influencias técnicas que prevalecen para evaluarlo correctamente.

Relación entre el movimiento del precio y el volumen

De la relación entre el movimiento del precio y el volumen somos capaces de juzgar cuando un movimiento está comenzando y cuando está finalizando; y por lo tanto, el mejor momento para actuar.

  1. Un volumen alto:
    • Cuando ocurre sobre un movimiento alcista generalmente indica posteriores subidas del precio; de igual manera, un aumento de volumen sobre un movimiento bajista indica posteriores caídas del precio.
      • Si tras el volumen alto los movimientos no tienen continuidad, se trataría de una divergencia y sugiere un giro en el precio.
    • Cuando ocurre sobre un leve desplazamiento alcista generalmente indica que la oferta está superando a la demanda y sugiere un giro bajista en el precio. De igual manera, un aumento de volumen sobre un leve movimiento bajista indica que la demanda está superando a la oferta y sugiere un giro al alza del precio.
    • Cuando ocurre sobre una barra alcista la cual no tiene continuidad al alza debe tratarse como un evento climático, ya que si el fuerte volumen fuera una absorción de las ventas el precio no debería caer.
    • Cuando ocurre sobre una barra bajista la cual no tiene continuidad a la baja debe tratarse como un evento climático, ya que si fuera un volumen por absorción de compras el precio no debería subir.
  2. Un volumen bajo:
    • Cuando ocurre en la base de una considerable bajada o en un retroceso bajista, generalmente indica falta de ventas, secado de la oferta. Esto es una señal alcista.
    • Cuando ocurre en el techo de una considerable subida o en un retroceso alcista, generalmente indica falta de compras, secado de la demanda. Esto es una señal bajista.
    • Cuando ocurre en un estrechamiento del precio tras un movimiento, puede significar un descanso del precio previo a un nuevo movimiento en la misma dirección.
  3. Un volumen inusual:
    • Cuando ocurre tras un prolongado movimiento tendencial generalmente se trata de un evento climático y sugiere el final o cerca del final del movimiento.
    • Cuando aparece mientras el precio está rompiendo un rango o zona de congestión bien definida, probablemente se trate de un volumen de absorción e indica una continuación del movimiento en la dirección de la rotura.
      • Si el precio rompe el techo de un rango con gran volumen, sugiere que alguien está dispuesto a absorber toda la oferta que está colocada alrededor de esa resistencia con el objetivo de llevar al precio más arriba.
      • Si el precio rompe el suelo de un rango con gran volumen, sugiere que alguien está dispuesto a absorber toda la demanda que está colocado alrededor de ese soporte con el objetivo de llevar al precio más abajo.

El método Wyckoff

Consideraciones previas a tener en cuenta:

Las bases del método Wyckoff se sustentan en las tres leyes fundamentales. Todo lo que pasa en los mercados financieros es el reflejo de una o más de esas tres leyes básicas; por lo que son el núcleo de todo. Sobre estos cimientos se construyen las estructuras de un método de cinco pasos simples y lógicos:

Análisis de la posición del mercado
  • Tras identificar la tendencia en curso, el segundo paso es localizar la posición del mercado dentro de esa tendencia. Como se muestra en la ilustración, hay etiquetado seis puntos de la A a la F, los cuales representan potenciales oportunidades de trading.
  • A – En este punto lo mejor es no hacer nada ya que operar un rango es una de las cosas más difíciles.

    B – En este punto ha ocurrido un cambio importante en el mercado ya que el precio ha abandonado el rango. Por sí solo, este hecho nos dice que han aumentado las probabilidades de encontrar una buena operación.

    El mercado intenta ir abajo pero no puede, lo que confirma que se trata de una buena oportunidad de compra.

    C – Una vez que se inicia la tendencia, es normal ver retrocesos desde el techo del canal hacia la base

    En este punto el mercado no alcanza la base de la tendencia, por lo que se trata de una muestra de fortaleza y una buena oportunidad de compra.

    D – En este punto el precio ha roto la parte superior del canal de la tendencia, denotando una potencial debilidad en el precio.

    Este es un buen punto para vender y para tomar beneficios de las posiciones largas.

    E – En este punto el precio está haciendo una leve penetración del canal de la tendencia, lo que podría ser una buena oportunidad de compra, aunque no es una señal muy fiable.

    F – El mercado ya se encuentra en una tendencia bajista, por lo que sólo se deberían buscar posiciones de ventas.

    Este punto representa una buena oportunidad para entrar cortos ya que el mercado rechaza la oportunidad de reentrar al rango.

    La tendencia indica el tipo de operación y la posición sugiere si entrar o no.

    Sólo operar aquellos valores que están en armonía con el mercado.

    Sólo operar aquellos valores que han desarrollado una causa.

    Sólo operar aquellos valores que ya están preparadas para moverse.

    Calibrar las operaciones con el desarrollo el mercado.

    Definir las tendencias

    La tendencia simplemente es la línea de la menor resistencia. La manera en la que el mercado va desde un punto hasta otro es siguiendo el camino de la menor resistencia

    El Composite Man ayuda a definir la tendencia a través de sus operaciones.

    El trabajo del trader es identificar la tendencia más apropiada para su tipo de trading y operar en armonía con ella.

    Para determinar la naturaleza de una tendencia utilizamos los canales. Existen tres tipos diferentes de canales de tendencia.

    Tras identificar la naturaleza de la tendencia, el siguiente paso es construir un canal para poder tomar ventaja del movimiento.

    Canal alcista

    Un canal alcista se forma a partir de:

    Línea de soporte.

    Canal alcista

    Línea de sobrecompra.

    Canal bajista

    Un canal bajista se forma a partir de:

    Canal bajista

    Línea de oferta.

    Línea de sobreventa.

     Canal de tendencia horizontal o rango

    Desarrollo de rango tras movimiento bajista

    Aceleración bajista que puede alcanzar o no la condición de sobreventa.

    La base del rango es la línea o nivel de soporte, el cual es un nivel horizontal que se dibuja en el último mínimo de la bajada.

    Inicio del rango tras movimiento bajista

    El techo del rango es la línea o nivel de resistencia. Se construye mediante la proyección de la línea de soporte hacia el máximo del último movimiento alcista.

    En este punto, sólo se trata de un potencial rango. Se necesita un movimiento más; en este caso, otro movimiento bajista hacia el nivel de soporte. Si el soporte aguanta, la tendencia es confirmada.

    Desarrollo de rango tras movimiento alcista

    Aceleración alcista que puede alcanzar o no la condición de sobrecompra.

    En este caso se define primero el nivel de resistencia. Se dibuja una línea horizontal en el punto más alto del movimiento alcista.

    Inicio del rango tras movimiento alcista

    Se construye el nivel de soporte arrastrando una paralela hacia el mínimo de la reacción bajista.

    El potencial rango es confirmado cuando el precio vuelve a subir y se detiene en el nivel de resistencia.

    Mientras el precio se mantenga dentro del rango no sucederá ningún gran movimiento. El punto crítico ocurre cuando los límites del rango son violados. Son señales de que los movimientos están comenzando o a punto de hacerlo.

    La acción que esas señales presagian no son lo que mucha gente espera. Un nuevo máximo no necesariamente significa un importante movimiento alcista, y un nuevo mínimo no es tomado como una señal automática de una bajada mayor. En ambos casos a veces significan exactamente lo opuesto.

    División de las tendencias

    Las tendencias se dividen por su duración en tres categorías diferentes; largo, medio y corto plazo.

    La significancia de las líneas de tendencia

    Cuando un valor está siendo acumulado, está almacenando una fuerza (demanda) la cual, cuando sea liberada, proporcionará el poder para el siguiente movimiento alcista. Cuando la fuerza de esta demanda acumulada es finalmente liberada, le da al movimiento del precio un cierto momentum el cual tiende a mantener hasta que esta fuerza se debilita o hasta que aparece una nueva fuerza con la capacidad suficiente como para cambiar la tendencia. Una señal de que la fuerza de demanda puede estar agotándose o de que una fuerza superior de oferta aparece es cuando el movimiento del precio comienza a disminuir su ángulo de subida.

    Por el contrario, en una zona de distribución, una fuerza de oferta está siendo almacenada, la cual finalmente dominará a la demanda conduciendo al precio hacia abajo hasta que la oferta se debilite o hasta que la demanda aparezca con la suficiente fortaleza como para traer un estado de equilibrio en el precio (rango) y cambiar así la tendencia. Una indicación de que la oferta puede que se esté agotando o de que se ha encontrado fuerte demanda es cuando el movimiento del precio comienza a disminuir su ángulo de bajada.

    El momentum es reflejado en la pendiente del movimiento. Frecuentemente es útil utilizar líneas de tendencia para poder visualizar claramente esos ángulos. Ocasionalmente el momentum será tan claramente visible que desarrollará una zona de actividad bien definida; el precio se encontrará dentro de los límites de dos líneas paralelas.

    Las líneas de tendencia sirven para definir la dirección del movimiento del precio, por lo que frecuentemente dirigen nuestra atención ante un posible cambio de tendencia.

    Cuando el precio se aproxima a una línea de tendencia hay una amenaza de rotura y esto puede significar que la fuerza de la tendencia se esté agotando, sugiriendo un cambio en la velocidad de la tendencia o un peligro definitivo de reversión de la tendencia.

    La rotura real de una línea de tendencia puede significar que la fuerza previa ha sido superada por la opuesta y está causando el desarrollo de una nueva tendencia.

    La rotura de una línea de tendencia por sí mismo no es un síntoma concluyente de nada, ya que puede tratarse de una rotura verdadera o falsa. Lo significante es cómo es rota la línea, las condiciones bajo las cuales sucede y el comportamiento que le precede.

    La calidad de la compra o venta en o alrededor del punto de penetración determina si la rotura de la línea de tendencia es una evidencia de un movimiento mayor en la dirección de la rotura o si simplemente significa un cambio temporal. Esta advertencia se aplica igualmente a la rotura de previos techos y suelos y antiguos niveles de soporte y resistencia.

    Tras un movimiento de cierta distancia, el precio puede que encuentre resistencia a continuar y esto cause que la tendencia modifique su velocidad y descanse. Durante el descanso (movimiento lateral o rango) la fuerza que originalmente conducía la tendencia puede que se renueve o incluso se fortalezca, lo que resultará en una continuación de la tendencia con mayor momentum que antes. Bajo esas condiciones, es necesario recolocar las líneas de tendencia para conformar el nuevo ángulo establecido. Por esto no se debe aceptar que por el mero hecho de romperse la línea de tendencia se trate de una reversión de la misma.

    Debes ser cuidadoso para evitar dibujar líneas de tendencia de forma indiscriminada, especialmente sobre cada movimiento menor. El manejo correcto de las líneas de tendencia requieren de buen juicio; ya que de otra manera producirá confusión en tu razonamiento.

    La razón por la que tener especial cuidado a la hora de aplicar líneas de tendencias a los movimientos menores es porque cada área de congestión (formación horizontal) no necesariamente debe tratarse de una zona de acumulación o distribución. Muchas de esas formaciones puede que sólo sean rangos los cuales pueden prolongarse indefinidamente, puede que representen zonas de equilibrio, áreas en las cuales sólo unas pequeñas fuerzas están trabajando en las que pequeñas subidas y bajadas se neutralizan unas a otras.

    Ten claro que un movimiento decisivo del precio no puede ocurrir hasta que haya una evidencia de que las fuerzas de oferta o demanda se han construido y que se ha generado un desequilibrio lo suficiente como para generar un movimiento sostenido. Por lo tanto, ten cuidado a la hora de analizar el comportamiento de esas áreas de congestión ya que el movimiento que generen puede no haber tenido una acumulación o distribución previa.

    Las líneas de tendencia son frecuentemente útiles para juzgar los puntos en los que se puede esperar que el precio encuentre resistencia; por lo que un acercamiento o toque de esas líneas nos sugiere la búsqueda de señales adicionales para buscar un giro. Las oportunidades que ofrece son:

    Un secado en el volumen al alcanzar la línea de tendencia es una característica normal de un rebote técnico. Un aumento de volumen a la rotura de una línea de tendencia cuyo movimiento de rotura no tiene continuidad sugiere fortaleza en la dirección de la tendencia.

    Una rotura con decisión de una línea de tendencia sugiere la continuación en la dirección de la rotura.

    Empujes

    El precio se mueve mediante una serie de impulsos en la dirección de la tendencia, los cuales son separados por movimientos correctivos.

    Para que una tendencia permanezca viva, cada impulso debe sobrepasar al impulso previo. Si un impulso no es capaz de hacer un nuevo progreso en la dirección de la tendencia, es una alerta de que el movimiento puede que esté cerca de su fin y que es momento de cerrar posiciones.

    Los impulsos también proveen una señal de aumento de fortaleza o debilidad.

    Las posiciones de compra siempre deberían realizarse sobre los retrocesos bajistas y nunca sobre los impulsos alcistas.

    Las posiciones de venta siempre deberían realizarse sobre los retrocesos alcistas y nunca sobre los impulsos bajistas.

    Posiciones de trading en un rango de acumulación

    Operar en una tendencia establecida es generalmente lo más fiable y seguro; ya que eliminas posibles posiciones en donde la futura tendencia aún está en duda. El precio pagado por esa seguridad extra es la porción del movimiento total que se pierde.

    El siguiente paso es determinar de qué manera se puede prever el futuro movimiento para permitirnos un mayor recorrido. El objetivo es lograr esto sin que el factor riesgo aumente a un nivel inaceptable. Esto se hace a través de un análisis detallado de los rangos que guían al precio al desarrollo de las tendencias.

    La acción del rango pueden parecer iguales unas a otras, pero hay importantes diferencias que son las que determinan si se está preparando para un movimiento alcista o para un movimiento bajista.

    Cuanto mayor sea la bajada, más probable será que los grandes operadores inicien la acumulación y preparen una campaña alcista.

    Primeros eventos del rango de acumulación

    La preparación para una subida generalmente requiere tiempo, dependiendo de cuántos operadores desean acumular y cuánto puede acumularse en esos niveles del precio. Según se va acumulando, la oferta flotante (la cantidad de acciones a la venta en ese nivel) cada vez es menor. Cualquier aparición de demanda haría subir el precio; pero el Composite Man se opondrá a la subida hasta que se asegure que ha absorbido todo lo que puede comprar.

    La creación de un rango está subordinada a la parada de la tendencia previa. En el caso de la parada de la tendencia bajista, dicho evento se lleva a cabo mediante el Preliminary Support (PS) y el Selling Clímax (SC).

    Preliminary Support

    Durante una tendencia bajista, en algún punto sucederá una reacción alcista notable. El PS es el primer paso de la acción de parada.

    Denota que la demanda ha entrado al mercado para desafiar a la oferta. Esto alerta al trader que va corto de que momento de salir puede que esté cerca. También le dice al inversor que está fuera del mercado que preste atención ya que puede haber una oportunidad para operar en largos.

    Es probable que esta subida decisiva no rompa la tendencia bajista; aunque puede que sí provoque la penetración de la línea de oferta. Puede ocurrir después de una condición de sobreventa y es especialmente probable que el precio esté cerca del objetivo bajista. El PS es una alerta de que la tendencia bajista puede estar llegando a su fin.

    Selling Clímax

    Es el segundo paso de la acción de parada. Realmente es la acción que detiene la bajada.

    Lo que aquí sucede es que un gran número de accionistas ven que las cosas en el precio van mal y, guiados por el miedo, deciden vender sus posiciones. El precio cae de nuevo y comienza a establecerse un pánico vendedor, lo que genera un movimiento climático.

    Este evento es causado por la descarga de acciones por parte del público y otras manos débiles las cuales son transferidas a los operadores más experimentados, que ven una excelente oportunidad para comprar a bajos precios.

    Esta acción junto a la cobertura de los cortos (bajistas que cierran su posición por temor a un giro) le dan al mercado un apoyo temporal.

    Una característica del clímax es el aumento anormal de volumen, ya que la oferta y la demanda se expanden bajo esas condiciones. Concluimos que la demanda está ahora superando a la oferta; la oferta es de pobre calidad y la demanda de buena calidad.

    Entre la subida que se genera tras el PS y la base del SC generalmente hay un aumento sustancial en el volumen. A veces, el volumen más alto se observa sobre el precio más bajo. Hay una obvia debilidad en el precio que se observa en forma de rangos amplios bajistas, más el alcance del objetivo bajista y posiblemente el establecimiento de una condición de sobreventa.

    Automatic Rally

    Una vez que la oferta está agotada, habrá un Automatic Rally (AR).

    Tras el clímax, hay una respuesta inmediata en la dirección opuesta. Esta ocurre automáticamente sin ninguna preparación, como un acto reflejo.

    La razón principal para el desarrollo de este evento es debido a haber alcanzado el precio una condición de sobreventa en la que se produce una cobertura de los cortos (toma de beneficios). Este agotamiento de la oferta junto con algo de compra profesional produce la reacción alcista.

    Esta subida generalmente tiene poco volumen y rangos pequeños, aunque el alcance dependerá de lo inmediato y agresivo en que actúen los profesionales para construir sus posiciones. A medida que sube el precio, es muy probable que aparezca de nuevo la presión bajista.

    Además, aquellos que tuvieron el coraje de comprar en el clímax, saben que no hay una razón firme para esperar precios mucho más altos por lo que tenderán a tomar ganancias. Ambos factores provocarán el final del AR y nos lleva a esperar un nuevo movimiento bajista.

    Otra razón por la que esperar un movimiento bajista es porque el precio puede que alcance la línea de oferta, por lo que la tendencia bajista aún continúa en vigor.

    Esta acción es un indicio de que una importante fase está finalizando y otra ha empezado a generarse

    Secondary Test

    Toda acción importante que sucede en los mercados comienza como posible y no se convierte en realidad hasta que tiene algún tipo de confirmación. La confirmación del clímax de ventas es hecha por el Secondary Test (ST), que sigue inmediatamente al AR.

    Se trata de un test del punto mínimo establecido por el clímax con el objetivo de confirmar que la oferta se ha agotado y que el mercado ha encontrado un apoyo definitivo.

    El ST debe tener mucho menos volumen que el clímax. Además, el precio debería encontrar apoyo en algún nivel superior al del clímax. Esta característica no es tan esencial como el descenso en el volumen. Un ST exitoso puede ser logrado en el mismo nivel que el clímax o incluso por debajo de él; sin embargo, esos casos representan una mayor incertidumbre y riesgo y por lo tanto requieren de tests adicionales.

    El poco volumen nos dice ahora que no hay renovada fuerza bajista y que por lo tanto el mínimo no es probable que sea roto

    Un test exitoso es una señal negativa para el inversor que mantiene posiciones cortas; quizá cerrar la posición sea una buena opción en este momento.

    Este ST representa la formación de una base de apoyo suficiente como para inducir al precio a una nueva subida. Sin embargo, el volumen en esa subida permanece muy bajo y constante; lo que indica que hay pocos compradores y que no tienen demasiado interés en llevar los precios hacia arriba. Esa débil subida crea la posibilidad de que se genere nueva presión vendedora que podría llevar fácilmente al precio a la rotura del soporte.

    Tras un clímax testeado con éxito, la tendencia bajista ha sido parada y el rango puede ser ahora definido. El punto mínimo del clímax es usado para definir el nivel de soporte; mientras que el techo del AR sirve como punto para construir el nivel de resistencia.

    La parada del movimiento previo sólo indica el comienzo de la preparación del siguiente; pero esto no necesariamente nos dice nada acerca de la dirección de ese siguiente movimiento. La dirección es determinada durante la preparación.

    Si alguien abre posiciones en el clímax o en el test debe estar dispuesto a cerrarlas a la primera señal de problemas. Generalmente, sólo los inversores más experimentados deberían considerar abrir posiciones en las primeras etapas del rango.

    Una forma de aumentar las probabilidades de las posiciones de compra es esperar a que la línea de oferta haya sido rota antes de operar. La razón es que la acción de parada puede ser de naturaleza temporal y tratarse de un simple descanso en la tendencia. Al esperar que la tendencia sea claramente rota, la idea del descanso es descartada. Esto no significa que la siguiente tendencia no pueda ser en la misma dirección; de ser así, se tratará de una nueva tendencia, con su propia preparación y no simplemente una continuación de una que ya está en marcha.

    En el caso de no haber podido cerrar en el clímax o en el test las posiciones de venta que se mantenían, a la rotura de la línea de oferta deberían ser cerradas inmediatamente. Una vez cerradas todas las posiciones, se pueden hacer serias consideraciones para abrir nuevas. En ningún momento debería un inversor tener posiciones de compra y de venta de un mismo valor al mismo tiempo.

    Lo que sucede desde el ST hasta que el precio abandona el rango es un período de preparación durante el cual se determina si este se trata de acumulación o de distribución. Generalmente, según se va desarrollando el rango, cada vez se ve más claro. Esto significa que las mejores posiciones serán tomadas en las últimas etapas del rango. El tiempo que el rango puede estar en la etapa de preparación es desconocido, por lo que su análisis no se debería posponer.

    Después de ST, puede que haya más test o que no haya ninguno más. Como no se puede determinar, el rango debe ser monitoreado de forma continua.

    Durante el desarrollo del rango de acumulación, queremos ver un aumento de volumen sobre los movimientos alcistas y una disminución sobre los bajistas. Este patrón es crítico y nos señala que la demanda está excediendo a la oferta, lo cual es una parte esencial de cualquier tendencia alcista. Otra importante y esencial señal de fortaleza es que el precio haga mínimos y máximos cada vez más altos. Una vez que este patrón está firmemente establecido se pueden tomar posiciones largas cerca de la base del rango en uno de los retrocesos bajistas.

    Spring

    Si un activo está mostrando el patrón de aumento de volumen en los impulsos alcistas y de disminución en los retrocesos bajistas, pero no es capaz de mantener un patrón de máximos y mínimos mayores, puede que siga tratándose de una acumulación pero sea necesario que ocurra un evento en el que se pruebe la incapacidad del precio a bajar. Este evento es el Spring.

    El Spring es la penetración del nivel de soporte con un volumen bajo o moderado. Generalmente ocurre en la base de una bajada aunque también puede ocurrir tras una consolidación durante una tendencia alcista (re acumulación) antes de iniciar otro nuevo movimiento alcista.

    Evento Spring (sacudida bajista)

    En este punto debemos permanecer muy atentos y observar con cuidado el comportamiento del precio y el volumen. Si ya estamos dentro de una posición de compra, dependiendo de la forma en que baje el precio decidiremos si permanecer dentro de la operación o salir inmediatamente. Si se observa un fuerte rebote desde el nivel de soporte previo con un ligero aumento del volumen indican que el valor está desarrollando fortaleza técnica.

    El caso ideal es una penetración muy leve del soporte con un volumen muy bajo. Si el precio va a comenzar una importante bajada, debe romper la base del rango con un volumen sustancial.

    La acción del Spring muestra que el precio está intentando romper y fracasa. Esta es una importante señal de fortaleza generalmente seguida por una subida agresiva del precio. Representa una de las mejores oportunidades de compra.

    En situaciones en las que el Spring lo realiza con una penetración y volumen moderados, un resultado positivo no está garantizado y por lo tanto el inversor debería esperar a que el Spring sea testeado antes de tomar una posición de compra. Un test exitoso del Spring debe tener dos criterios, que en caso de cumplirse ofrecen muestra que hay una buena calidad de demanda y ofrece una señal de compra:

    Ten en cuenta que, aunque lo más normal es que suceda el test del Spring, puede haber Spring sin test. En este caso lo normal es observar un secado del volumen mucho más dramático sobre el Spring; denotando una falta total de interés en el lado bajista, motivo por el cual no se produce el test.

    Sign of Strength

    Inmediatamente después del Spring, el precio debería comenzar a subir. Este movimiento alcista es particularmente importante. Después de la incapacidad del pecio a seguir cayendo, una subida en un período relativamente corto de tiempo acompañado por un aumento de volumen representa una señal de fortaleza (Sign of Strength [SOS]). Esta acción confirma que el precio rechazaba seguir bajando ya que su interés es alcista.

    Sign of Strength y Last Point of Support

    La respuesta del público general a esta señal de fortaleza es comprar según progresa la subida. Esta acción no es correcta; y aunque el impulso por comprar sea fuerte, debe ser controlado y esperar a la siguiente reacción, la cual es conocida como Last Point of Support (LPS). Este evento denota fortaleza; se trata de una prueba en la que nos sugiere que el precio pronto va a hacer una importante subida. Con este tipo de indicación, el LPS se convierte en la primera oportunidad de compra. Ya que el precio puede moverse al alza rápidamente tras un LPS, es importante saber qué buscar para identificarlo.

    Para intentar determinar el mejor momento de entrar hay dos factores para observar muy de cerca:

    Es importante tener claro que no es necesario que ocurra un Spring y su test para que suceda un SOS y un LPS. Para calificar un movimiento como potencial SOS la subida debe enfatizar una agresividad en el precio. Esto se puede notar en la relativa facilidad con la que sube el precio y en una expansión del volumen. Si estas dos características aparecen, probablemente la siguiente reacción sea el LPS. En estos momentos, el grado de certeza a la hora de etiquetar los movimientos es menor ya que no ha ocurrido previamente el Spring. En caso de duda, no tomes acción; ya que es mejor perder un movimiento que tener una posición perdedora.

    Shakeout

    Otro tipo de evento que garantiza la tendencia alcista es el Shakeout.

    Si durante el rango el precio muestra más volumen sobre los movimientos bajistas que sobres los alcistas nos indica que la acumulación para la preparación de la tendencia alcista no ha sido completada; que todavía hay oferta flotante y por lo tanto nos lleva a pensar que puede tener lugar una sacudida.

    Shakeout

    Se trata de una fuerte caída del precio con gran volumen el cual generalmente se produce sin previo aviso y tras un conjunto de señales positivas.

    El propósito del Shakeout es generar pánico a un gran número de compradores para que guiados por el miedo vendan sus posiciones. Al mismo tiempo, se alcanzan muchas órdenes de Stop Loss de los operadores que ya estaban posicionados largos. Esta caída sustancial del precio es aprovechada por las manos fuertes para deshacer sus posiciones de venta y para hacer compras adicionales a mejores precios.

    Existen dos tipos de Shakeout:

    Si el Shakeout es exitoso y sacude a las manos débiles, el precio comenzará a subir de forma inmediata.

    El Shakeout puede desarrollarse dentro de los límites del rango o hacer una sustancial penetración del soporte.

    El tipo que realiza la penetración es el más difícil sobre el que tomar acción por el hecho de que parece estar rompiendo el soporte con la intención de iniciar un movimiento bajista; incluso si empieza a rebotar, hará dudar sobre si será capaz de reentrar al rango. Con este tipo de Shakeouts a veces lo mejor es esperar a la siguiente oportunidad antes de tomar posición. Tras fracasar en la rotura, esto provee un grado mayor de confianza para tomar acción después.

    Sobre el Shakeout que sucede dentro del rango es mucho más fácil tomar acción ya que al no penetrar el nivel de soporte, el grado de miedo presente en el inversor es mucho menor independientemente de que se trate de un fuerte movimiento bajista con volumen alto.

    La manera de enfocar el Shakeout con confianza es mediante la evaluación previo del rango. Recuerda que se debe observar un aumento de volumen en los impulsos alcistas y un descenso en los retrocesos bajistas. Además, unos mínimos cada vez mayores añade fortaleza al escenario alcista.

    El sitio para comprar en este evento es tan cerca como sea posible del punto donde el precio encuentra soporte; en los mínimos del mismo Shakeout o sobre el test el cual a veces acompaña a este.

    Shakeout + Secondary Test

    La mayoría de las veces la acción del Shakeout es seguida por un test. Este puedo ocurrir de forma inmediata como respuesta al Shakeout o demorarse más en el tiempo. Esperar al test añade mayor grado de confianza pero el coste es comprar a un precio mayor.

    Jump Across the Creek – Back Up to the Edge of the Creek

    En el siguiente movimiento, el precio puede que deje el rango inmediatamente y comience la tendencia alcista. De ser así, no se han acabado las oportunidades de compra que están asociadas al rango. Hay una más y puede ser la mejor de todas. Sucede tras el evento conocido como Jump Across the Creek (JAC) y Back Up to the Edge of the Creek (BUEC).

    Jump Across the Creek + Back Up to the Edge of the Creek

    Un Creek es una línea imaginaria que se dibuja conectando los máximos del precio en la parte superior del rango. A veces está muy estrechamente asociado al nivel de resistencia del rango. Hay una tendencia a igualar los dos niveles para simplificar; sin embargo, esto puede llevar a problemas en el análisis. Es mejor verlos como separados y distintos.

    El JAC generalmente sucede tras el Spring o el Shakeout; sin embargo, también puede ocurrir sin la presencia de ninguno de estos dos eventos.

    Major Sign of Strength

    Se trata de una señal de fortaleza mayor (Major SOS) la cual se observa como una rápida subida del precio que rompe el rango. Para ser efectiva, debe ir acompañada por un aumento del volumen. No hay una distancia establecida de penetración del rango para considerar que la rotura es efectiva, pero la penetración debería ser evidente.

    La diferencia entre los movimientos que se desarrollan en la primera señal de fortaleza y en la señal de fortaleza mayor viene determinada por la ley de causa y efecto. La preparación del primer movimiento proviene de un área menor, lo que lleva a un resultado relativamente menor; mientras que la preparación del segundo proviene de un área más sustancial, resultando en un movimiento mayor.

    El JAC no es una oportunidad de compra; únicamente alerta de una posible oportunidad de compra en un futuro muy próximo. Esta oportunidad se encuentra en la acción inmediatamente siguiente al JAC, en el BUEC. La reacción del precio tiene que mostrar signos de apoyo en el anterior nivel de resistencia roto. Si no lo hace y el precio reingresa en el rango, es una señal negativa. Un BUEC es una señal de compra sólo si el soporte es fuerte y se observa un descenso del volumen en la bajada. Una vez que el precio se apoya exitosamente en la resistencia, está preparado para hacer un buen progreso al alza.

    El Spring, el Shakeout y el Jamp Across The Creek son acciones distintas; pero sin embargo, las tres representa una oportunidad de compra. La razón de que acciones diferentes pueden indicar lo mismo es por sus similitudes.

    La principal similitud es que todas representan signos de fortaleza. Una señal de fortaleza es cualquier acción que sugiere que el precio es más probable que suba antes de que baje.

    La segunda y más crítica similitud es el movimiento hasta el Last Point of Support. El LPS es la acción inmediata que le sigue a una señal de fortaleza la cual pone al precio en la última posición para tomar la operación antes de que comience la subida.

    Otros tipos de acciones con características de SOS.

    Otros tipos de acciones con características de LPS.

    Posiciones de trading en una tendencia alcista

    Dentro de un canal el precio puede ocupar muchas posiciones pero sólo unas pocas son las correctas para operar. La tendencia debería decirnos lo que hacer, pero la posición nos dirá cuándo.

    La operativa más fácil de una tendencia alcista es cuando ésta está claramente definida.

    En las primeras etapas de la tendencia ver poco volumen no debería alarmarnos ya que tras la campaña de acumulación, el poco volumen probablemente significa una escasez de oferta en lugar de una mala calidad de la demanda. Este poco volumen es una característica de la fase tendencial. Según avanza la tendencia el volumen aumenta debido al interés del público.

    Posiciones de trading en una tendencia alcista

    Para considerar tomar una posición debemos evaluar la relación entre el precio y el volumen.

    Durante un impulso alcista el nivel de volumen se expande. Esto indica un aumento de la demanda; cada vez más gente está dispuesta a pagar precios más altos. Aunque el aumento de la demanda y los precios altos son buenos, esta es una mala posición en la que comprar.

    El momento de comprar es cuando hay un interés relativamente bajo. Durante estos momentos se han retirado los compradores y el activo se encuentra en un mejor precio. Esta retirada o reacción debe hacerse de forma pausada ya que de lo contrario se cuestionaría la aparente fortaleza del movimiento. Al mismo tiempo también se retira el volumen; esto es muy importante ya que para que la fortaleza del movimiento previo sea confirmada, el volumen debe contraerse durante la corrección del precio. Esto indica una falta de interés a vender según baja el precio y sugiere que habrá más continuidad de movimientos alcistas.

    Otro factor importante es el recorrido del retroceso. Lo normal es ver que el movimiento corrige la mitad del impulso previo. Si el precio cae más del punto medio antes de encontrar apoyo, pone en duda la fortaleza del impulso.

    El sitio ideal en el que comprar sería al alcanzar el precio la línea de soporte. Si el retroceso se detiene antes de alcanzar la línea de soporte, indica fortaleza y es una obvia señal de compra.

    Si el volumen aumenta significantemente en el retroceso es una señal negativa; excepto si se trata de un Shakeout.

    La combinación perfecta para comprar sería esperar al precio en la línea de soporte, tras una corrección de la mitad del impulso previo y con un volumen bajo.

    Tras decidir que la tendencia del mercado es alcista, debemos continuar operando en el lado largo hasta que haya indicios de un cambio de tendencia o hasta que la tendencia esté en duda. Siempre debemos estar preparados para tales cambios, y cuando la tendencia esté en duda debemos tomar una posición neutral; o sea, estar fuera del mercado.

    Culminación de una tendencia alcista

    El siguiente paso es darse cuenta que ninguna tendencia dura para siempre. No es ninguna sorpresa pero a veces parece que se olvida. La razón de esto es la codicia. Una vez que el miedo de tomar una operación es superado y se ven beneficios, hay una tendencia natural a esperar que los beneficios sigan creciendo. Este continuará aumentando mientras que la posición esté en armonía con la línea de la menor resistencia o tendencia. Cuando la tendencia se empieza a cuestionar, también lo hace la probabilidad de los beneficios.

    Una señal de agotamiento de la tendencia alcista se da cuando, tras un prolongado movimiento, se observa un volumen relativamente alto el cual no genera un avance sustancial del precio. Esto significa que el mercado ha alcanzado un punto crítico y denota cierta distribución. Debemos ahora decidir si cerrar nuestra posición de compra o ajustar el stop. A partir de aquí, estar alerta del posible final del movimiento alcista.

    Culminación de una tendencia alcista

    Un fuerte impulso alcista ahora con gran volumen puede sugerir que se trata de un evento climático. Este movimiento puede que incluso atraviese la línea de sobrecompra. Esta combinación intenta llamar la atención del público general e inducirlos a comprar (aumentando la demanda de pobre calidad).

    Esto hace que la situación parezca incluso más positiva. Mientras tanto, el inversor más inteligente que compró al comienzo de la tendencia ve la oportunidad perfecta para cerrar su posición a un precio muy atractivo (oferta de buena calidad).

    Una condición de sobrecompra puede ocurrir en casi cualquier momento durante la tendencia alcista. Cuando ocurre, generalmente debería tener un efecto determinado.

    Otro indicio de que el futuro de una tendencia alcista puede ser puesto en duda es por la penetración de la línea de soporte. Cada vez que hay una penetración, el soporte se debilita. Esto puede llevar al precio a una clara rotura de la tendencia. Una tendencia debilitada puede aun así alcanzar su objetivo. Por lo tanto, una leve penetración no debe ser una señal automática para vender. En lugar de esto, debería verse como una alerta de que puede ocurrir una rotura. Cuando suceda la rotura, casi siempre habrá algún tipo de subida para confirmar esa rotura, la cuál puede ser usada para cerrar las posiciones de compra siempre y cuando el stop loss no haya sido alcanzado. Si tras producirse la condición de sobrecompra el precio lateraliza hasta que alcanza la línea de soporte e inicia un nuevo impulso, este evento indica que el valor está muy fuerte.

    Posiciones de trading en un rango de distribución

    Preliminary Supply

    Cuando se trata de detener una tendencia alcista, la primera importante reacción bajista nos indica que la oferta está entrando al mercado. Es una señal de posible distribución y nos alerta de que el posible final del movimiento alcista puede estar cerca. Este evento de parada se conoce como Preliminary Supply (PSY).

    Buying Clímax

    Después del PSY, el precio está preparado para realizar el Buying Clímax (BC).

    Posiciones de trading en un rango de distribución

    Se observa un aumento rápido y sustancial en el volumen según el público, dominado por el miedo a perder el movimiento, comienza a comprar; identificándose por un movimiento alcista con rangos amplios.

    El Composite Man está deshaciendo sus posiciones. Esto significa que ha terminado el periodo alcista. El precio ha alcanzado el punto que quería.

    Anuncios liberados con buenas noticias atraerán al público y los hará comprar. La oferta del Composite Man está ahora superando a la demanda del público. Se trata de un punto de inflexión.

    Una fase de lateralización del precio tras un volumen climático es una señal de que una campaña está finalizando y de que otra está comenzando.

    Automatic Reaction

    Pasa el tiempo y el volumen permanece alto sin que el precio avance debido a la distribución del Composite Man. Una vez que la demanda del público es satisfecha, el clímax de compras se ha completado. Con la demanda agotada se desarrolla ahora un Automatic Reaction (AR).

    Se trata de una reacción bajista cuyo alcance depende de cuán agotada esté la demanda y por la toma de beneficios de aquellos que vendieron a buen precio.

    La rápida bajada que encuentra un soporte unos puntos más abajo. Si el Composite Man hubiera vendido todo lo que quería, el precio no se habría detenido en ese soporte; por lo que se deduce que hay más acciones disponibles para vender.

    Secondary Test

    Tras la reacción bajista, un Secondary Test (ST) confirmará el clímax de compras. Este debe tener un volumen menor que el clímax y debería encontrar resistencia en algún nivel menor.

    Tras comprobar que se trata de un test exitoso, el rango puede ser definido usando el clímax para construir el nivel de resistencia y el punto mínimo del AR para el nivel de soporte.

    Esta primera fase de parada se puede utilizar para cerrar las posiciones que se mantengan de la tendencia previa, pero no para abrir nuevas posiciones en la dirección opuesta.

    Una vez que el ST se ha completado exitosamente, se puede concluir que la tendencia previa ha acabado. El debilitamiento de la demanda y el fortalecimiento de la oferta causan un movimiento lateral en el que se rompe la línea de soporte previamente establecida. Esta rotura es esencial antes de considerar tomar nuevas posiciones.

    La razón es que la acción de parada puede ser de naturaleza temporal y tratarse de un simple descanso en la tendencia. Al esperar que la tendencia sea claramente rota, la idea del descanso es descartada. Esto no significa que la siguiente tendencia no pueda ser en la misma dirección; de ser así, se tratará de una nueva tendencia, con su propia preparación y no simplemente una continuación de una que ya está en marcha.

    En el caso de no haber podido cerrar las posiciones de compra que se mantenían en el clímax o en el test, a la rotura de la línea de soporte deberían ser cerradas inmediatamente.

    Máximos cada vez más bajos nos indica que la oferta está superando a la demanda y confirma la indicación previa de posible movimiento bajista. El hecho de que el precio no sigue haciendo nuevos máximos y que por primera vez se empieza a observar un mayor volumen sobre los movimientos bajistas nos lleva a la conclusión de que el interés de los grandes operadores está ahora en el lado bajista.

    Upthrust

    Si un valor va a iniciar una tendencia bajista, debe construir el potencial para justificar el movimiento. Un tipo de acción que prueba la incapacidad del precio a subir es el Upthrust.

    Upthrust

    Se trata de un movimiento alcista que atrae a algunos vendedores los cuales entran cortos y colocan su stop loss por encima del último máximo. El precio continúa al alza y alcanza esos stops. Al mismo tiempo, nuevos compradores entran al mercado al ver que el precio rompe el último máximo y piensan en una continuidad alcista de la tendencia. Entonces se produce una fuerte reacción bajista con un volumen mucho mayor que el movimiento bajista previo (esta es una señal bajista) que los deja atrapados en una pobre posición.

    En una acción Upthrust el precio penetra el techo del rango con un volumen moderado o fuerte. Después de la penetración se comprueba que una significante subida no es posible ya que el precio rápidamente reingresa en el rango. Esta acción puede suceder en casi cualquier momento del rango, pero es más probable después de un tiempo de preparación.

    Es una señal de fuerte entrada de ventas y posible inminente giro del mercado. Debemos estar alerta para buscar oportunidades en las que incorporarnos en corto.

    En muchos respectos, un Upthrust es como un Spring. Puede ser acompañado por un test o no. Pero al igual que con el Spring, generalmente es mejor que suceda el test. El hecho de no tener test puede suponer la pérdida de una oportunidad, pero esperar a que suceda te ayudará a evitar tomar una posible mala posición en corto sobre una acción que en realidad se trata de un JAC.

    La penetración de la resistencia puede ser mayor o menor, pero es condición indispensable que haya.

    Otro elemento esencial es el test del Upthrust, sobre el que se debe observar menos entusiasmo que el visto sobre el Upthrust. Esto generalmente se refleja por una parada del movimiento sobe un nivel inferior al del Upthrust y una reducción del volumen.

    Si el volumen en el test es mayor no hay nada probado incluso si el precio viene haciendo techos más bajos. Un volumen bajo en esta subida nos indica un agotamiento de la demanda y nos confirma el escenario de distribución. Sobre el techo de esta subida se toman posiciones de venta.

    En caso de que el test del Upthrust no sea exitoso (no se quede por debajo o se desarrolle con un volumen alto) es mejor esperar por alguna indicación adicional antes de vender.

    Terminal Upthrust

    Hay un tipo de Upthrust que ocurre al final del rango el cual se llama Terminal Upthrust.

    Se asemeja al Terminal Shakeout. Tiene las mismas características que un Upthrust normal pero el alcance de la acción es generalmente más severa. El volumen puede ser extremadamente alto o la penetración inusualmente grande. Incluso así, el resultado es el mismo. En un corto período de tiempo el precio reingresa en el rango, indicando una fuerte presión bajista.

    Esta variante de Terminal Upthrust generalmente tiene un test como el Upthrust normal. Hay dos sitios donde buscarlo. Cualquiera de ellos debería ser obvio y proveer una oportunidad de trading.

    Los Upthrust que no tienen test obvios pueden ser determinados como oportunidades de trading mediante el análisis de la acción previa al Upthrust. Un punto a observar es el volumen sobre los movimientos alcistas y bajistas. Si aumenta sobre los bajistas y disminuye sobre los alcistas proporciona una señal bajista. Lo mismo si se observa un patrón de máximos y mínimos decrecientes. Esta combinación de precio y volumen produce lo que probablemente es la señal más bajista. Para sacar rentabilidad de estas oportunidades, el inversor tiene que tomar acción sobre el Uphtrust en sí mismo.

    Sign of Weakness

    El ICE es una línea imaginaria que se dibuja a través de los mínimos del rango. Generalmente está muy asociada al nivel de soporte pero no son el mismo.

    Al final de la fase de distribución, el precio rompe con fuerza la base del rango y atraviesa también este nivel haciendo una muestra de debilidad (SOW) del mercado.

    Rango de distribución

    La mayoría del tiempo hay un intento de retroceder a través del Ice. Si el momentum detrás de esta subida es fuerte, indicado por una expansión del volumen, el precio será capaz de atravesar de nuevo el Ice.

    Last Point of Supply

    Si verdaderamente el activo está distribuyendo, no se observará este momentum. Lo deseable es ver que el precio rompe el Ice con un aumento de volumen y que el retroceso alcista lo hace con un volumen reducido. Cuando esto sucede, es muy improbable que el precio vuelva a atravesar de nuevo el Ice hacia arriba. Este punto (Last Point of Supply) es un sitio ideal en el que entrar corto. Generalmente es la última buena oportunidad de venta antes de que se inicie la tendencia bajista.

    Los diferentes tipos de Upthrust y la rotura del Ice junto con el retroceso, denotan un signo de debilidad. Estos eventos identifican una tendencia bajista en camino.

    También es posible que ocurra un SOW o un LPSY dentro de los límites del rango. Estos casos no son fáciles de ver. La razón es la ausencia de cualquier penetración reveladora. Hay otras pistas que pueden encontrarse en la actividad del rango. La más importante es la relación entre el volumen y la acción del precio.

    Posiciones de trading en una tendencia bajista

    La primera oportunidad de trading para operar en cortos sucede tras definirse la tendencia bajista. En este punto, el precio se habrá movido más de unos pocos puntos y probablemente esté fuera del rango. Tras un impulso bajista con expansión de volumen, esperamos que el precio realice un test sobre la línea de oferta. Una contracción de volumen en el retroceso indica falta de fortaleza por lo que se esperaría un nuevo impulso bajista.

    La segunda y tercera oportunidad de trading para cortos suceden una vez que la tendencia bajista está bien establecida. Lo importante es que las correcciones alcistas se detengan en el lugar adecuado y con el volumen correcto.

    Posiciones de trading en tendencia bajista

    En ningún caso se buscarán operaciones al penetrarse el techo del canal. Cuando la línea de oferta en una tendencia bajista o la línea de soporte en una tendencia alcista es penetrada, la tendencia es debilitada. Se convierte en vulnerable de ser rota por lo que no es deseable para operar.

    Al encontrarnos en pleno desarrollo de la tendencia bajista, aprovechar las reacciones alcistas para buscar más ventas. Los Stop Loss, mientras tanto, son movidos según el mercado desarrolla nuevos niveles de resistencia.

    Al evaluar el comportamiento del volumen, generalmente los mercados bajistas son acompañados por un volumen menor que los mercados alcistas. La razón de esto es que los mercados alcistas atraen a mucho más público que los bajistas.

    Culminación de una tendencia bajista

    Los eventos que indican que la tendencia bajista está en problemas son la condición de sobreventa y la rotura de la línea de oferta.

    La sobreventa ocurre cuando hay un desequilibrio entre la oferta y la demanda que empuja al recio por debajo de dicha línea. Cuando esto ocurre, se espera algún tipo de corrección; ya sea un retroceso alcista normal o una lateralización del precio. En cualquier caso el objetivo es el mismo, que es devolver al precio hacia dentro del canal.

    Culminación de una tendencia bajista

    La condición de sobreventa puede establecerse en cualquier momento de la tendencia bajista. Las que suceden sin haber alcanzado el objetivo bajista tienen una alta probabilidad de que a la corrección le seguirá una continuación bajista. Aquellas que se desarrollan en el área del objetivo, especialmente si es acompañada por un volumen extremadamente alto es más probable que corresponda al final del movimiento bajista; por lo que es buen momento para considerar cerrar las posiciones en corto.

    La otra acción que garantiza el cierre de las posiciones cortas es la rotura de la línea de oferta. Cuando ésta es decisivamente penetrada, la tendencia deja de continuar; por lo que las posiciones basadas en la tendencia bajista dejan de estar justificadas.

    Las nueve pruebas de compra

    Si el precio se encuentra sobre una de las posiciones primarias de trading y esa posición es precedida por la preparación de un potencial movimiento, hay una gran probabilidad de que esa posición debería ser tomada. Esta probabilidad se convierte en certeza si se pasan ciertas pruebas.

    La primera prueba de compra pertenece al objetivo del rango previo

    La segunda prueba requiere que la acción del precio y el volumen sea alcista

    La tercera prueba implica el Preliminary Support y el Selling Climax

    La cuarta prueba es que la acción debe estar más fuerte que el mercado

    La quinta prueba se centra en la línea de oferta de la tendencia bajista

    Las pruebas seis y siete vuelven a la idea de máximos y mínimos mayores

    La octava prueba trata de la construcción de la base

    La novena prueba es estimar que el potencial beneficio excede al riesgo

    Las nueve pruebas de venta

    Después de una subida del mercado y de que se desarrolle una fase de distribución, habrá posibilidades para entrar cortos. Ya se ha establecido que las ventas solo se harán si el precio está sobre las posiciones primarias de venta. Además, también debe pasar las nueve pruebas para confirmar la operación.

    Analizar el mercado general

    Aunque ningún inversor puede negociar el mercado entero, es necesario que tenga en cuenta el sentimiento general del mercado. Hay muchos momentos en los que un valor en particular es adecuado para un importante movimiento pero que finalmente no lo hace; la razón en la mayoría de los casos es que la condición general del mercado no acompaña. El trading nunca debería ser hecho en contra del mercado; en cambio, para ser consistentes es necesario operar en armonía con él.

    Los índices Dow Jones y Standard and Poors son ejemplos de indicadores generales del mercado.

    Debemos analizar los índices con los principios anteriormente estudiados, ya que funcionan igual que en las acciones individuales. La única diferencia es que se analiza el mercado entero, lo que lleva a una conclusión más importante.

    Como con las acciones individuales, la relación entre la acción del precio y el volumen tiene la misma importancia en los índices. El precio te dice lo que está haciendo el mercado y el volumen cómo lo está haciendo. Ambos son absolutamente esenciales para precisar el análisis.

    Utilizando un indicador que calcule el volumen acumulado por ondas, tendremos una imagen más detallada del flujo de la oferta y la demanda. Y ya que es la oferta y la demanda la responsable de todo en el mercado, esta imagen es tan valiosa como el precio.

    Divergencias

    Una indicación muy importante sobre el futuro movimiento del precio es derivado del estudio de la relación entre el volumen operado por ondas y la acción del precio de los índices. Las divergencias no son mágicas, sólo indican y sugieren, no garantizan.

    Los mejores movimientos son hechos cuando ambos se mueven en armonía; pero en ocasiones suceden divergencias. Esto significa que el volumen operado por ondas y la acción del precio no sugieren el mismo movimiento.

    Una divergencia bajista se daría cuando el volumen de la onda que genera un segundo máximo es mayor que el operado sobre el máximo previo y sin embargo, en el precio se observa que el segundo máximo está más abajo que el primero. Significa que el esfuerzo es por ir al alza y el resultado es a la baja; sugiriendo un movimiento bajista.

    Una divergencia alcista se daría cuando el volumen de la onda que genera un segundo mínimo es mayor que el operado sobre el mínimo previo y sin embargo, en el precio se observa que el segundo mínimo está más arriba que el primero. Significa que el esfuerzo es por ir a la baja y el resultado es al alza; sugiriendo un movimiento alcista.

    Una divergencia no indica nada acerca de la magnitud del resultado anticipado. Sin embargo, el resultado tiende a estar en proporción a la divergencia. Una divergencia menor tiende a generar un resultado menor y una divergencia mayor, un resultado mayor.

    El valor de una divergencia en combinación con el análisis de la acción del precio y del volumen es obvio.

    Consideraciones

    A la hora de tomar una operación hay que tener en cuenta la naturaleza del individuo y el tamaño de la cuenta.

    El inversor con una cuenta relativamente pequeña tiene que ser más cuidadoso. Debería esperar a que se desarrollen más eventos del rango. De esta manera, su operación tendrá más probabilidades de éxito aunque puede que pierda algunas operaciones.

    El inversor con una cuenta mayor puede que busque entrar antes. Tendrá un gran número de oportunidades aunque alguna de sus operaciones resulten en pérdida. Además, va a por movimientos más pequeños, lo que generalmente requiere menos tiempo.

    El comportamiento del precio no será exactamente igual todas las veces que ocurra, debes tener la mente abierta y permitir variaciones. Básicamente se observarán los mismos eventos, pero el tiempo y la magnitud de los movimientos del precio y el volumen diferirán.

    Para limitar los riesgos, coloca la orden de stop loss por debajo del soporte previo para las operaciones de compra y por encima de la resistencia para las operaciones de venta.

    Dos errores muy comunes que la mayoría de la gente comete son:

    Los traders saben que un mercado aburrido y débil durante un período de tiempo prolongado puede forzar a las manos débiles a abandonar sus posiciones. La mayoría de los participantes del mercado, al menos los menos informados, son notablemente impacientes. El proceso agotador es muy efectivo para desanimar a esos operadores.

    Salir de la versión móvil